Un reto por el bien común nacido en Pitalito camina por las redes sociales del mundo.

Share

Por: Mauricio Suaza y Julian Rivera, periodistas de Suregión en Pitalito

El club Rotaract creó el reto #BeTheInspirationChallenge (‘Ser la inspiración’), con el objetivo de inspirar principalmente a la comunidad de Pitalito a través de pequeñas acciones con sentido social que rápidamente se viralizaron en las redes sociales. Hasta el momento se han vinculado  a realizar el reto países como Estados Unidos, España, Venezuela, Chile, entre otros.

Hoy en el contexto digital un vídeo, una foto o un pequeño texto en cualquier red  social, por muy sencillo que sea, logran llegar a cualquier parte del mundo. Pero, no siempre lo que circula en internet tiene fines loables: riesgos como los retos irracionales que promueven algunos youtubers, celebridades como Dua Lipa, Will Smith, Millie Bobby Brown y páginas globales informando sobre estos retos como Los Replicantes, hoy tienen en riesgo a las personas.

Retos como el #BeTheInspirationChallenge surgieron con fines solidarios y para sensibilizar a la población sobre algún tema determinado. Otros retos tienen el fin de divertir. En la memoria queda el “Ice Bucket Challenge” que recogió millones de dólares para enfermos de esclerosis, o el “Mannequin Challenge” que consistía en grabar un vídeo en un momento divertido, mientras todos se quedaban como estatuas. Pero la solidaridad y lo divertido de estos contrasta con lo peligroso y macabro de otros retos virales.

El juego de “la Ballena Azul”, que consistía en realizar 50 tareas y la última conducía al suicidio, acabó con la vida de varios jóvenes en todo el mundo, de igual forma el “Hot Water Challenge” (el reto del agua caliente) que consistía en soltar agua hirviendo por encima de una persona, o en su defecto tomarse un vaso de agua hervida, también causó muertes en países como Estados Unidos y México. O el más reciente, “In My Feelings Challenge”, en el que las personas se bajan de sus autos en curso y hacen la coreografía de la canción “In My Feeling” del rapero Drake, también ha causado muertes y graves accidente de tránsito.  

Retos para el bien común

Por eso, buscando una resignificación de los retos en Internet, el club  Rotaract, capítulo Pitalito, propuso a los ciudadanos pequeñas acciones en pro de la comunidad laboyana. Esta organización quiso implementar la estrategia de los ‘challenge’, vocablo que se puede traducir al español como ‘reto’, para inspirar a las personas a que realicen pequeñas acciones, con un sentido social y que generen conciencia sobre la forma de vivir, actuar y relacionarse en el entorno.

En diálogo con Marcos Zambrano, presidente del Club Rotaract de Pitalito, señaló a  Suregión: “Aprovechando  las redes sociales, nosotros dentro del club dijimos: ¿por qué no hacer que se vuelvan virales las buenas acciones? Hacer una buena acción y retar a otras personas para que también a su vez hagan una buena acción, como una cadena de favores, que se vaya replicando y al final llevar un mensaje alrededor del mundo, de que no importan las fronteras ideológicas y culturales, que todos podemos servir a la comunidad, llevar un poquito de amor al mundo por medio de las pequeñas acciones. De eso se trata #BeTheInspirationChallenge, que traduce básicamente “el reto de ser la inspiración”.

Galería de fotos

El reto que le da la vuelta al mundo

El Club Rotaract Pitalito quiere retar e inspirar a las personas para impactar el mundo de forma positiva, a través de pequeñas obras como: alimentar a un perro de la calle, visitar a los ancianos, limpiar un parque o brindarle comida a un habitante de calle. La dinámica del juego consiste en que la persona que recibe el reto, tiene 36 horas para realizar una buena acción en su entorno, luego deberá subir un vídeo o galería de fotos evidenciando que cumplió el reto, y esta debe comprometer a 3 personas más para que realicen una buena obra.

Andrés Salazar, integrante del Club Rotaract Pitalito, señaló: “Be The Inspiration, es actualmente el slogan de Rotary International y de ahí nace este reto que afortunadamente ha sido un éxito completo. Millones de personas multiplicando pequeñas obras realmente pueden cambiar el mundo y eso es lo que estamos haciendo”.

Además expresó: “estamos dando lo mejor de nosotros para aportar a la construcción de una mejor sociedad y no solamente con organizaciones como las nuestras, sino con todos aquellos que no pertenecen a una. Actualmente nos damos cuenta que el mundo requiere que las personas seamos mucho más activas y que pasemos en ocasiones de las opiniones en redes sociales a convertirlas en acciones”.

ANDREA PEÑA (estudiante de la U. Surcolombiana)

Generando un impacto positivo en el mundo

El Club Rotaract Pitalito, es una agrupación sin ánimo de lucro perteneciente a Rotary International, organización que está presente alrededor de todo el mundo y  es la segunda ONG más grande después de la Cruz Roja. Fue fundada en 1905 por Paul Harris, abogado de los Estados Unidos (EE.UU), con el interés de reunir personas profesionales para intercambiar ideas y poder retribuir a la comunidad a través de acciones comunitarias. Después de 16 años de fundación, Rotary tenía presencia en todos los continentes y hoy en día son más de 1.200.000 personas que hacen parte de la organización.

Rotaract en Pitalito, nació siendo una filial de Rotary International, se fundó hace 50 años aproximadamente y creció con el objetivo de que los jóvenes de 18 a 30 años también contribuyeron a la comunidad. Así lo expresó el Presidente del Club Rotaract en Pitalito, Marcos Zambrano: “Rotary International, en el afán de ayudar con el crecimiento exponencial de lo que son las buenas obras en las comunidades, empezó a ver que también los jóvenes iban a hacer parte de ellas, entonces fue cuando apareció Rotaract para servir a las comunidades y fortalecer los lazos de amistad”.

Además, sostuvo que la organización ha generado un impacto positivo en su vida: “Siempre he tenido ese deseo de colaborar, de servir y yo creo que todo el mundo tiene ese deseo, pero sucede que cuando uno está solo, se hace un poco más difícil. Cuando Rotaract llegó a mi vida encontré muchachos que tenían la misma iniciativa que yo y entre todos podíamos hacer buenas obras, entonces el liderazgo de uno como persona, empieza a crecer, tanto en la parte profesional, como en la parte personal, también se fortalecen lazos de amistad, no solamente con personas de acá de Pitalito sino con personas de todo el mundo”.

Share