Rugby Universitario de Neiva, un proceso surcolombiano

Desde la última década, la Universidad Surcolombiana se ha convertido en un laboratorio y realidad de deportes en la ciudad y el departamento. El caso del Rugby, es una realidad, que, en el club Lobos, ha encontrado un lugar de consistencia  para poder desarrollar un proyecto a largo plazo de representación local en torneos nacionales. Habla el profesor Mauricio Cabrera de los Ríos, técnico del equipo y uno de los líderes del proceso.

Por: Luis Carlos Prohaños, periodista SuRegión

Mauricio Cabrera de los Ríos tiene un porte físico robusto, producto de una vida entregada al deporte de aventura de alto rendimiento.  Bogotano de nacimiento, con padre chileno y madre nariñense, fue jugador de Rugby  e hizo parte de un equipo de Vela.  “Toda la vida me he dedicado al deporte de aventura, pero la aventura más grande ha sido la del Rugby con la Universidad” confiesa.

Desde el 2008, tiempo después de haberse retirado del deporte y con el conocimiento adquirido a través de la experiencia y los estudios en propiedad, inició el proceso con el club de Rugby Lobos de la Universidad Surcolombiana. “Ese año empecé a entrenar a los chicos de la Universidad. Yo venía todas las vacaciones a la ciudad y en una de esas había un grupo de jóvenes que quería entrenar. Después de eso, fueron apareciendo los equipos en la ciudad” puntualiza el profesor Cabrera, de pelo ensortijado y voz fuerte.

Habla, después de llegar puntualmente un jueves a las 6 de la tarde en su bicicleta a la segunda jornada de entrenamiento de la semana que está en curso:

¿Cuál es el panorama actual del Rugby Universitario en la ciudad de Neiva?

Importante para la Universidad Surcolombiana porque ha asistido a todos los Juegos Nacionales Universitarios que se realizan en Colombia desde el 2010. Desde el punto de vista universitario, hemos mantenido a la Universidad en las primeras posiciones, clasificando a estos juegos. La Universidad manda la parada porque esta ha sido la cuna de todos los equipos y de todo el Rugby del departamento. Entonces, es un orgullo y una alegría, sobre todo por el apoyo ha habido de la Universidad, que ha sido el gran pilar  y es a lo que todos los deportes aspiran.  Que haya una institución detrás de ellos.

El rugby en Neiva, un proceso de la Universidad Surcolombiana

¿Cómo ha sido el apoyo de la Universidad?

Fundamental, con la posibilidad de participar activamente en los Juegos Universitarios Nacionales. También con dos viajes al año que son representativos, y con un apoyo a un fogueo. Pero lo más importante es que el Rugby se ha pensado desde la Universidad y que ésta ha dado un apoyo para que el equipo y el deporte sigan creciendo.

****

Esta parte es fundamental para el sostenimiento del proceso y de los resultados que ha dejado el mismo, sin apoyo el proceso se dificultad. El Rugby y el Fútbol  son los deportes con mayor subvención por parte de la Universidad. Podría interpretarse como una condición necesaria y una realidad de los deportes en el país: para que se pueda sostener un proceso son necesarios los resultados, y eso aseguraría, en el papel, un apoyo económico. Discutible y criticable por todas sus aristas pero real: pues los procesos deportivos precisan del tiempo y el desarrollo de una temporada en la que se busca la adaptación a una forma de juego, sea cual sea el deporte.

El Rugby, a través del proceso con el profesor Cabrera por el que han pasado aproximadamente 400 estudiantes de la Universidad, de los cuales 50 ya han egresado, se ha convertido en una insignia y una marca registrada deportiva de la USCO.

Desde su visión, ¿cómo está el Rugby en la ciudad de Neiva actualmente?

Hay que hablar primero a nivel global. Colombia es un país que va creciendo mucho en Rugby, pero todavía nos falta muchísimo. Y en Suramérica, el crecimiento ha sido increíble. Exponencialmente, el país que más ha crecido ha sido Colombia. Neiva es una ciudad con 10 años de Rugby, y el Rugby realmente lleva unos 25 años en el país. En este momento estamos en las competencias de clubes B, y la idea es mantenernos y mejorar nuestro nivel, y en un mediano plazo estar clasificando a los campeonatos de clubes A del país.

 ¿Qué hace falta para llegar a ese objetivo?

Falta una base de jugadores más amplia, coordinar nuestros enfoques (la idea de establecer un modelo de juego común como proyecto), que haya un apoyo gigante por parte de la institucionalidad municipal y departamental, que se multipliquen los procesos de las escuelas de Rugby en la ciudad, que existan escenarios. Nosotros ya estamos listos, esperando que exista un escenario para este deporte en la ciudad, porque podemos tener Rugby casi 20 horas de las 24.

Actualmente ¿cuántas personas hacen parte del proceso en la Universidad?

Qué están activos, tenemos  ya 150 jugadores en diferentes categorías, y ahí vamos en el crecimiento y manteniendo los jugadores. Lo principal es, tanto en el Rugby como en la Universidad Surcolombiana, es generar líderes integrales, seres humanos que sean buenos ciudadanos, y si ya juegan muy bien este deporte, mucho mejor.

¿Cuáles han sido los resultados que ha dejado el proceso hasta ahora?

Han sido los mejores. Primero, graduar chicos de la Universidad que estaban un poco perdidos en el espacio. Otros que se han enfocado. Muchos que se han dado cuenta de lo que pueden ayudar a los demás, el ejemplo que dan; integrar las familias. Luego, los resultados deportivos, mantener un equipo universitario por 10 años. Ha sido increíble, con los logros importantes como los campeonatos universitarios nacionales donde hemos estado mejorando en posiciones, y ahí estamos tratando de clasificar siempre a las finales. Hemos estado siempre a punto, porque disputamos encuentros contra departamentos que llevan mucho tiempo y tienen más apoyo. Pero nosotros vamos a estar ahí.

¿Cómo ha sido la acogida del Rugby en los jóvenes?

Es muy buena. Les llama mucho la atención, porque toda la vida estamos acostumbrados a los balones circulares, y que lleguen los balones ovalados, automáticamente llama la atención. Además, es un deporte al que no estamos muy acostumbrados en nuestra idiosincrasia. Requiere mucha disciplina, mucho trabajo en equipo, respeto: por el rival, por las autoridades. Pero esto se aprende y ya existe un grupo que va para el mismo lado, los que llegan empiezan a seguir las normas sin ningún problema.

¿Cuáles cree que son las razones que motivan a los jóvenes a hacer parte de este deporte?

Porque la juventud necesita muchos espacios. Al ver el Rugby, y ver que es un deporte que se puede jugar con contacto, que hay combate en el césped y en la cancha, pues llama poderosamente la atención, y ver que esta disciplina deportiva lo que hace es enseñarte a llevársela muy bien con los demás y a ser útil en la sociedad. Entran por diversión, y cuando están acá se dan cuenta de todo lo que pueden aportar a la sociedad.

¿Cuáles son las metas y las expectativas de este proceso?

Que Neiva sea una ciudad de Rugby, esa es la verdad. Le sirve muchísimo a la ciudad, al departamento y al país. En lo deportivo, jugar en los campeonatos tipo A (el nivel más alto de Rugby en Colombia). Pero más allá de eso, afianzar nuestras selecciones departamentales y locales, que las demás universidades empiecen a jugar Rugby y, principalmente, que se convierta en una ola gigante de apoyo a las juventudes y que los chicos se vayan dando cuenta cómo podemos ayudar a los demás. Es lo que está pasando ahora, muchos de los chicos que se graduaron de la universidad están en proceso de formación de equipos en otros municipios del departamento. Se va volviendo una ola, en la que la realidad es que está siendo beneficioso para ellos y para todos los que estamos

Dice Cabrera, optimista y muy futurista. Luego, se le ve iniciando y dirigiendo la sesión de entrenamiento de jueves, en la que se evidencia que hay en él un espíritu interno al que lo mueve el Rugby, el deporte de contacto que está construyendo lazos de fraternidad en la ciudad.

Actualmente, en Neiva hay 3 clubes de Rugby: Lobos (Masculino), Femenino de la Universidad, y Gaitanas (Femenino); a los que se les suman dos procesos: en Garzón y Pitalito, llevados a cabo por egresados, y un proceso en curso para conformar la Liga Departamental de Rugby del Huila, que van encaminados en la misma dirección: cambiar la cultura deportiva departamental mediante la adhesión y popularización de deportes mundialmente importantes, locamente pequeños. El Rugby lleva 10 años en Neiva, pero parecen más, que, mirados en retrospectiva, dan las luces para la inclusión y la formación deportiva y personal, y son el ejemplo más claro de la relación que existe entre la creación de proyectos deportivos, la inclusión social y los resultados a largo plazo.

 

Comparte

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Email
  • Blogger
  • Print