¿Qué pasará en Oporapa?

Share

Por: Jennifer Calderón Ñañez y Jorge Eduardo Ortiz López,  Estudiantes de Comunicación Social y Periodismo

Crece la incertidumbre en el municipio de Oporapa sobre la realización de la consulta popular que evitaría la ejecución de proyectos hidroeléctricos y la explotación de hidrocarburos en el municipio. Los habitantes se sienten amenazados por dichos proyectos.

La consulta popular es un mecanismo de participación ciudadana mediante el cual se convoca al pueblo para que decida sobre algún tema específico que es de interés común, la consulta puede ser nacional, departamental o municipal. En el año 2017 el municipio de Oporapa sintió la necesidad de convocar e iniciar el proceso para la realización de una consulta popular por la defensa del territorio, propuesta que fue acogida y desarrollada por concejales en compañía de Pablo Jhon Trujillo Motta alcalde del municipio.

El motivo, fue por causa de los tramites que la multinacional EMGESA viene desarrollando desde hace cinco años para la construcción de una nueva represa en esta localidad, el proyecto tendría una capacidad instalada de 280 MW y se ubicaría en la vereda Vega Grande del municipio de Oporapa, también se afectaría los municipios de Isnos, Saladoblanco, Tarqui, Timana, Elías y Pitalito.

Sin embargo, el tribunal administrativo del Huila declaró inconstitucional el procedimiento y el texto que se utilizaría para la consulta popular que tendría lugar en este municipio, con el fin de frenar los proyectos minero-energéticos que afecten la producción agropecuaria y los recursos hídricos que hay en esta zona del departamento del Huila.

La iniciativa no tuvo el visto bueno en esta instancia, por dos razones, según los magistrados: el procedimiento desde su inicio, se apartó del marco constitucional y legal, el alcalde de Oporapa, al solicitar al concejo el concepto previo no tuvo en cuenta que dicha pregunta no se ajustaba al ordenamiento jurídico vigente, en la medida de que no llenaba el requisito de neutralidad que debía tener esta especialísima forma de participación ciudadana, en la segunda, igualmente aparece viciada, en este escenario de origen popular no se surtió el debate político y jurídico necesario para llevar adelante tal mecanismo de participación ciudadana, en la medida de que allí tampoco se verificó la inconstitucionalidad de la pregunta.

Un ejemplo claro fue el sucedido en Cumaral-Meta, tras la consulta popular en la cual les preguntaban si estaban de acuerdo con las actividades de explotación sísmica, perforación exploratoria y producción de hidrocarburos en su territorio. 7.475 votantes dijeron no a la exploración, mientras que el sí obtuvo 183 votos, y así permanecen varias zonas del país donde las empresas de estos sectores permanecen en vilo y hay 44 municipios más en el país, donde la continuidad de los proyectos se definiría a través de las urnas, teniendo en cuenta que la Corte Constitucional sentenció que los entes territoriales sí pueden prohibir la minería.

Sabemos que Oporapa es una dispensa agrícola no solo para nuestro municipio, sino también para municipios como Pitalito, Saladoblanco, Elías, entre otros, y no solo en el sur del Huila sino también ha logrado inclusive transportar alimentos para ciudades grandes de Colombia, el café es una dispensa agrícola en la región y de la que muchos podemos sostenernos, Oporapa se destaca en su producción de café de alta calidad, hay varias microempresas que sacan café especial, como la asociación San Roque, café Opoagua y café Balcones del roble, que son empresas que están logrando ponerle marca no solo colombiana, sino también oporapense al café, exportándolo a otros países expreso Jhon Ramírez, Secretario del Concejo municipal de Oporapa.

Es importante reconocer que el departamento del Huila se encuentra en un latente riesgo de afectación del suelo, y específicamente en el área de influencia del municipio de Oporapa, a través de solicitudes de licencias ambientales para la ejecución de proyectos de hidrocarburos, por tanto, se evidencia una amenaza que hace imperante la consulta popular como mecanismos de participación de la comunidad.

Un grupo numeroso de ciudadanos respaldó la iniciativa popular y anunció su oposición a la posible construcción de una nueva represa en el sector ¨el guineo¨, en la vereda Vega Grande que afectaría además a otras regiones productoras como Alto San Francisco, Paraguay, San Ciro y La Maica, en sus opiniones, la construcción de una represa en esta región, generaría graves impactos económicos, sociales y ambientales en esta zona cafetera.


(Fotografía tomada de la página de Facebook de Laboyanos.com, en manifestación hecha por campesinos del municipio de Oporapa)

 

Cabe resaltar que la consulta popular es de obligatorio cumplimiento de acuerdo con la Ley 1747 de 2015 y la sentencia T-445 que establecieron los mecanismos para el blindaje jurídico de las decisiones populares, y en estos casos los recursos que se necesitan para llevar acabo la consulta popular los venía ejerciendo hasta este momento el Ministerio de Hacienda, en las anteriores consultas, que son nueve, las pagó el Ministerio de Hacienda, pero una vez se pasa a un nuevo proceso que se dio en el Quindío el cual fue primero, el ministerio de hacienda se niega a generar esos recursos y el mismo Quindío genera un proceso en donde él mismo dice: usted debe respetar mi derecho a votar y mi derecho a la igualdad, derecho a la participación y debe darme los recursos y a partir de esto viene una acción de tutela.

Robinson Sánchez, presidente del colectivo Asonaret mencionó, “Es algo triste que no hubiéramos podido ejercer nuestro derecho a la participación, el tribunal aprobó la segunda pregunta y el 25 de febrero teníamos que ejercer nuestro derecho, salir y votar, pero no hubo recursos, el Ministerio de Hacienda no genera recursos y el alcalde quiere organizar la consulta y está buscando la manera de conseguir de manera propia los recursos para realizar esta consulta. Una vez se solucione el problema de los recursos se va a llevar a cabo la consulta popular y vamos a mirar en realidad, que es lo que quiere el pueblo con respecto a la pregunta, que habla de realizar o no las hidroeléctricas y la explotación de hidrocarburos”.

Actualmente la administración municipal se está enfocando en los asuntos legales del proyecto y para ello se creó el acuerdo 005- 2017 ¨por medio del cual se toman medidas para la protección de recursos naturales frente a la explotación minero energética en el municipio de Oporapa¨ Frente a este acuerdo El Ministerio De Minas Y Energías y La Agencia Nacional Minera, demandaron dicho acuerdo, en busca de que se declare la nulidad del Acuerdo 005- 2017 proferido por el concejo municipal de Oporapa- Huila.

 

 

Ante la situación que se presenta por la posible construcción de proyectos minero energéticos, la administración municipal aclaró que las consultas populares no se podrán hacer por falta de financiamiento que debió cubrir el ministerio de hacienda y teniendo en cuenta que estas ya no podrán prohibir dichos proyectos, y pese al arduo trabajo que se hizo en la planeación  de esta consulta, hoy en día el Alcalde Pablo Jhon Trujillo Motta está convencido en irse a las vías de hecho como último recurso para defender el territorio.

Share

Comentarios