Proyecto de inteligencia artificial USCO

Share

Por: Yesenia Polanía Pascuas

 

En la Universidad Surcolombiana (USCO) desarrollan una herramienta pedagógica que permite a un computador, a partir de fotografías tomadas o escaneadas de una hoja de árbol, saber qué propiedades tiene e identificar en qué parte de la Universidad se encuentra ubicado el árbol del que proviene.

El Proyecto de tesis de los estudiantes Joaquín Iván Barrera y Sergio Botero del Programa de Ingeniería Electrónica, se soporta en un sistema inteligente que le da a un computador la capacidad de ‘tomar decisiones, es decir, poder identificar características claves de cada hoja de árbol para ubicarlo de acuerdo a probabilidades en una clasificación determinada. La codificación consiste básicamente en color, forma, imagen y tamaño.

Bien sabemos, que muchos diccionarios definen la inteligencia artificial como un “programa de computación diseñado para realizar determinadas operaciones que se consideran propias de la inteligencia humana, como el autoaprendizaje”, esto permite establecer que si bien un computador no tiene la capacidad de racionar o analizar como lo hace un ser humano, tiene la suficiencia de aprender bajo ciertas herramientas, lo cual admite que tiende a adoptar conductas relacionadas con la de los seres humanos.

El sistema inteligente mediado por computador implementado en la USCO identifica fenómenos específicos en cada una de las hojas a partir de los pixeles que genera; para que esto suceda, el programa requiere una información previa introducida con la mención de las características de cada hoja, como la familia a la que pertenece, el tipo y forma. Ésta información es suministrada por el herbario de la Universidad que actualiza sus bases de datos sobre la arborización del Alma Máter cada tres años ante las alteraciones que sufre.

El objetivo de este trabajo radica en permitir a los estudiantes de Ciencias Naturales de la Universidad mejorar la enseñanza en temas vegetales, así lo expresa Iván Barrera:

 

¿Cómo funciona?

El trabajo de grado tiene dos componentes. En primer lugar un aspecto electrónico que sistematiza las características de la hoja a partir del tratamiento fotográfico sobre un fondo que generé contraste (colores rojos, azules fuertes, blancos o negros), posteriormente el programa borra todo el contenido externo a la hoja, hace un dibujo del borde y luego implementa sistemas estadísticos para identificar las probabilidades de que los bordes pertenezcan a una hoja de un árbol en particular. Finalmente el sistema identifica el tamaño de la hoja bajo una referencia que le da quien lo manipula.

La segunda parte consiste en trasladar toda la información a un sistema inteligente basado en redes neuronales, se llaman así porque básicamente funcionan bajo la teoría de las neuronas humanas; éstos son sistemas muy pequeños que van interconectados entre sí para medir las probabilidades de que cierta información corresponda a otro dato, al final la posibilidad más alta es la que el sistema va a considerar como respuesta.

Existen diferentes tipos de sistemas neuronales, entre ellos el supervisado que requiere una actualización del sistema constantemente, y otros que son retroalimentados, aquí lo que sucede es que la misma red se va perfeccionando a medida que se va equivocando, con el tiempo el computador va aprendiendo. Eso es lo que se conoce con el nombre de entrenamientos computacionales. Al final con toda esa información el computador puede decir que una imagen pertenece a otra:

Comparte

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Email
  • Blogger
  • Print
Share

Comentarios