¿Por qué los cafeteros volverían a las vías del país?

Share

¿La tierra?

Evidentemente en Colombia existe un gran problema alrededor de la propiedad del suelo, de la tierra. Colombia tiene uno de los mayores índices de concentración de grandes extensiones de las mejores tierras en pocas manos (según el Informe de Desarrollo Humano Colombia 2011 del PNUD, divulgado por Efe, en el que afirma que el 52 % de la gran propiedad está en manos del 1,15 por ciento de la población). Como resultado de los "conflictos sociales, desplazamientos forzosos y despojo de tierras", según el PNUD. Situación que para Libardo Gómez, coordinador departamental de la Asociación Nacional por la Salvación Agropecuaria, es producto de la frustrada reforma agraria integral del siglo pasado y los fenómenos de violencia que han hecho que esta concentración se acentué más en Colombia.

El Agro en el proceso de paz

Aunque el sector agropecuario colombiano celebra y ve con muy buenos ojos que la insurgencia llegue a un acuerdo con el Gobierno Nacional, pues el país necesita un clima de tranquilidad en el cual la discusión política no esté intervenida por los fenómenos de violencia y se den de manera democrática, además de que brindaría posibilidades a la movilidad social desde los distintos sectores en el país, creen que la principal problemática del sector está dada por la falta de mercado, garantías y apoyo en materia de subsidios y no la tenencia de la tierra. “Una vez tengamos la certeza de que esa producción tiene mercado, tiene garantías y apoyo del estado, tiene subsidio como ocurre en las naciones desarrolladas, creo que sería el momento de empezar de nuevo a revisar el tema de la distribución de la tierra, porque evidentemente hay que democratizarla. En ese sentido compartimos la preocupación de la discusión que se da de este tema en los acuerdos de paz, pero nos parece que no es en este momento el problema cardinal”, señaló Libardo Gómez Sánchez,

Aun así, el sector agropecuario, como otros en Colombia, no espera que con los acuerdos en La Habana se resuelvan los problemas del país, que en gran medida tiene que ver con el modelo económico, en cambio creen que es por la vía de la lucha democrática, de la resistencia de los distintos sectores de la producción que esa política tiene que cambiar.

“Hoy en día hay agricultores con tierra pero quebrados, es la situación de los arroceros, de los cafeteros, de los cacaoteros, están en trance de llegar al mismo lugar los ganaderos, la gente de la leche; porque al país lo están inundando con productos que provienen de Estados Unidos, de la Comunidad Europea, estamos ahora esperando un tratado con Nueva Zelanda que es el mayor productor de lácteos del planeta”, indicó el delegado.

Considerando que “justamente la lucha campesina de los últimos años no ha sido fundamentalmente una lucha por la tierra, esa es una consigna de la insurgencia, pero no es un reclamo de los sectores agrícolas; los sectores agrícolas se han movilizado en los últimos 15 o 20 años alrededor de la defensa de su actividad económica, porque son actividades en las que no hay asistencia técnica, no hay crédito barato, no hay vías para la movilidad de sus productos, no hay garantía de precio, no hay garantía de mercado, porque nuestro mercado interno está siendo tomado por la producción de otros países”, agregó el experto.

Algunas cifras

• Producir una carga de café en Colombia requiere de una inversión de 680.000 pesos, la cual es pagada entre 500.000 pesos, que sumado al subsidio (165.000 ) aprobado el pasado 08 de marzo sumaria una cifra que escasamente cubre los costos

• La producción cafetera retrocedió de 11 millones de sacos en el 2008 a 7,3 millones en el 2012, mientras las exportaciones se desplomaron a    7,1 millones de sacos. Se espera que este año la producción llegue a 9 millones de sacos.(Ver enlace)

• Los costos de los abonos en Colombia llegan a ser en un 100% más elevados que en países vecinos.

• El Gobierno Nacional ha destinado $577.000 millones en ayudas a través del Programa de Protección de Ingresos a los Cafeteros, PIC. El subsidio cafetero en el Huila lo han recibido según cifras de la Federación Nacional de Cafeteros 57.000 cafeteros, que considerando los 80.000 en el departamento corresponde a un 29%.

• El problema de las importaciones y el contrabando sigue presentándose con grandes riesgos (Colombia importa el 80% del café que consume: un millón de sacos de café de países como Ecuador y Perú) que podrían llevar a que el país pierda la prima de calidad en el mercado internacional.(Ver enlace)

• En materia de créditos un agricultor que pueda acceder a recursos de FINAGRO está pagando en este momento una tasa de entre el 10 y el 12% anual. En su mayoría ligados al plan de renovación de cafetales antiguos por variedades más resistentes, iniciado desde el año 2010. Los productores están pidiéndole al Gobierno que por lo menos condone intereses mientras vuelve a haber flujo de caja y poder atender estas obligaciones con los bancos. De las 316.000 hectáreas de cafetales que se han renovado en el país, entre 2010 y 2012, la mayor producción se prevé para el 2014.

En Pereira el Gobierno se comprometió (ver enlace Acta acuerdo) a pagar un subsidio a todos los cafeteros de manera directa, a organizar mesas temáticas en materia de costos de los insumos, dificultades de cartea o créditos, de las importaciones, contrabando de café y las licencias para explotación de minerales en zonas de producción cafetera.

“El Gobierno lo único que cumplió de manera parcial fue el pago del subsidio, porque no lo ha hecho a todo el mundo y no lo ha realizado de manera directa a seguido siendo a través de la Federación Nacional de Cafeteros y sólo a los cafeteros que tiene cédula cafetera, pero estimamos que hay por lo menos un 30% de cafeteros en todo el país que no la tienen, a ellos el subsidio no les ha llegado. En los últimos días con motivo de la amenaza de paro el Gobierno está organizando unas brigadas en algunos municipios para supuestamente pagarle el subsidio a esos cafeteros que no les han pagado. Pero los demás puntos el Gobierno nunca cumplió: no organizó las mesas de discusiones escasamente la de crédito. No han parado las licencias a compañías internacionales para que hagan labores de exploración y explotación de minerales y de petróleo en las zonas de producción cafetera”, comentó Libardo Gómez, considerando además que no están resueltos los problemas de los cafeteros y esto los llevaría, junto con otros sectores, a las vías del país nuevamente.

 

Comparte

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Email
  • Blogger
  • Print
Share

Comentarios