Los murales: una expresión artística que reclama más valoración en Pitalito

Share

Por: Steven David Murcia, estudiante de Comunicación Social y Periodismo de la Usco, sede Pitalito.

Los murales muchas veces son confundidos como grafitis. Hay que entender que son diferentes tanto los conceptos como el arte de estas dos expresiones gráficas, aunque ambas son plasmados en un muro o pared.

En el municipio de Pitalito los muralistas oriundos son muy pocos, sin embargo se cuenta con la presencia de algunos amantes y autores de dicho arte de diferentes departamentos, e incluso de otros países que vienen a acompañar la realización de algún mural crítico, a pesar del poco respaldo municipal que se les da.

 

Diferencia ente grafiti y mural.

El grafiti procede del vocablo italiano ‘graffiti’, que se traduce como marca o inscripción hecha rascando o rayando un muro, muchas veces es visto como vandalismo puesto que es pintado sobre todo tipo de  inmuebles urbanos. La intencionalidad y el lenguaje de los murales  gira en torno a contenidos de carácter político o social, desde un punto de vista de protesta o rechazo, y en ellos se pueden representar ideas opuestas a las ideologías políticas predominantes. Los grafitis, sin embargo, también pueden ser simplemente trazos sin sentido aparente y con poco contenido que en ocasiones son hechos sin el consentimiento de los ciudadanos.

El mural, muchas veces confundido con el grafiti, es más complejo puesto que muchos de ellos son influenciados por diversos movimientos artísticos  y pictóricos, que no son trazados sobre lienzos sino más bien sobre muros o paredes. En ese sentido, por el trabajo empleado, la destreza y pericia para elaborarlos, los murales corresponden más a una expresión de tipo artístico. Del mismo modo, pueden contener ideologías y dar mensajes críticos.

 

Muralismo,  un movimiento presente en Colombia.

En Colombia se ha desarrollado un fuerte movimiento muralista influenciado por México, específicamente en la ciudad de Bogotá, pues las calles y barrios son decorados con este fascinante arte que atrae incluso turistas de otros países para apreciarlos, tal cual como en una exposición de cuadros. Alrededor del mundo este movimiento se está llevando a cabo a menudo con la participación y respaldo de los propios entes gubernamentales que apoyan el arte para que sus calles se vuelvan más coloridas y atractivas.

En el Huila, varios municipios y corregimientos también han dado apoyo a este movimiento artístico, se muestra la identidad de cada uno de estos lugares a través de sus muros, es una oportunidad de reflejar su cultura y costumbre. Sin embargo, en Pitalito poco se ha promovido y financiado este arte,  ya que con frecuencia  es visto por la ciudadanía  y las autoridades como expresión de vandalismo, y por lo tanto muchas veces los muralistas son estigmatizados.

Pitalito: un territorio difícil para los muralistas

Los muralistas radicados en el municipio de Pitalito, desarrollan esta labor sin ánimo de lucro, pues su pasión es mostrar pensamientos y culturas por medio de lo que les apasiona, como también cabe resaltar que siempre están dispuestos a enseñar este arte a las personas que estén interesadas por ello, sin recibir nada a cambio.

Este es el caso de un grupo de muralistas del municipio de Pitalito, uno de ellos hace parte de un grupo llamado “Tierra Libre”, que se encarga de crear y hacer muros con contenidos constructivos, llevando siempre la cultura e ideología indígena de nuestras tierras, teniendo en cuenta que la tierra es el centro de nuestra existencia. SuRegión habló con José Carvajal, quien expone cuales son las problemáticas a las que se someten en el día a día.

Poco respaldo en la Alcaldía Municipal. 

El Arte y la Cultura, debería ser uno de los puntos más importantes dentro de los planes de acción de la administración municipal. Pitalito en un municipio con riqueza natural, cuenta con paisajes indescriptibles, clima muy agradable y muchas historias y mitos por contar, que permiten tener un ambiente propicio para la pintura y todo tipo de arte.

Como se expone, este arte es poco respaldado por las autoridades locales, incluso en el presente año cuando  el municipio celebró su Bicentenario, se destinó poca financiación para la creación de obras artísticas en honor a los doscientos años de fundación.

A pesar de esto, hay algunos buenos presentes en el municipio de Pitalito, realizados por artistas como José Carvajal, quien cuenta que muchas veces deben recurrir a pedir ayuda a los ciudadanos para la realización de los mismos. Es evidente que estos jóvenes necesitan de recursos  para seguir desarrollando esta labor.

Como Laboyanos, debemos ser partícipes de estos procesos que podrían ser claves para que muchos jóvenes que están sumergidos en problemas de drogas y que cometen actos delincuenciales, decidan expresarse a través de estos movimientos artísticos que enriquecen la identidad y cultura de nuestro municipio.

 

 

 

Share