La educación superior, un camino difícil para las minorías étnicas

Share

La Constitución Política de Colombia contempla en su articulado la educación como derecho fundamental, aun así el acceso al conocimiento formal es limitado para las poblaciones afrodescendientes, indígena y gitana, que se enfrentan a un difícil acceso a la primaria, deserción en el bachillerato y un reducido ingreso a la educación superior.

El panorama de las minorías étnicas en el sistema educativo colombiano, es presentado por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), Aldeas Infantiles SOS Colombia y la Fundación Agencia de Comunicaciones Periodismo Aliado de la Niñez, el Desarrollo Social y la Investigación (PANDI), en el estudio publicado en 2014 denominado “En Colombia también se raja la etnoeducación”. El informe deja al descubierto los problemas que tienen las minorías para acceder a la educación y de manera específica a la educación superior.

Este grupo poblacional en Colombia –minorías étnicas- lo integran 4.146.838 de personas afrocolombianas, 1.392.623 indígenas y 4.857 gitanas o comunidad rom; el 35% de esta población son niños menores de 15 años, según datos del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE).

El informe liderado por la USAID considera que en el país el panorama de la educación no es muy positivo, “pues está caracterizado por difícil acceso, baja cobertura y mínima asistencia y permanencia”, puntualiza, además, que en el caso de la etnoeducación, definida como la pertinente a la cultura, contexto y cosmovisión de los grupos étnicos colombianos, la situación no difiere y antes se muestra más aguda.

Panorama ‘afro’

Para analizar el acceso de la comunidad afrodescendiente al sistema educativo nacional, Suregión conversó con Jader Gómez del Proceso de Comunidades Negras de Bogotá, organización constituida hace 23 años. Su planteamiento indica que esta problemática es multicausal, principalmente ligada a la pobreza. A continuación podrá escuchar la postura del líder afro:

A las limitaciones educativas de esta población, no es ajeno el departamento del Huila, a pesar de que jóvenes de esta comunidad cuentan con un cupo para ingresar a cada uno de los programas académicos de la Universidad Surcolombiana. Alexis Arce, presidente de la Asociación de Afrodescendientes del Huila (AFROHUILA), además coordinador de la Articulación de las Comunidades Negras del Huila, indica que las políticas educacionales existentes son antiguas y requieren actualización. Enfatiza que tiene planeado reunirse con el Consejo Superior Universitario de la USCO para analizar la posibilidad de que se les otorgue más cupos para su población en la institución. Así argumenta la necesidad:

Horizonte indígena

En pleno siglo XXI, ingresar a la educación superior continúa siendo un privilegio de pocos, pues la escasez de recursos y la falta de una política integral arruinan las intenciones de educarse.

Es importante resaltar que la cosmovisión de los pueblos indígenas gira en torno al territorio (Cartilla Diversidad Cultural página 13), un aspecto sagrado analizado por Reinel Torres del resguardo indígena Juan Tama del municipio de la Plata, en la siguiente entrevista:

Aunque el sistema educativo colombiano desde el MEN ha diseñado la Política de Etnoeducación -“para que los colombianos conozcamos el aporte que los pueblos indígenas, afrocolombianos y rom (gitanos) han hecho a nuestra nacionalidad”-, son constantes las dificultades que vivencian estudiantes pertenecientes a las minorías étnicas en las instituciones educativas.

Para ayudar en este análisis, los juristas Juliana Arbeláez Jiménez, Paulina Vélez Posada de la Universidad EAFIT, recomiendan en la tesis La etnoeducación en Colombia, una mirada indígena, la necesidad de una división etnoeducacional para hacer frente a las limitaciones en la aplicación de la educación diferenciada:

Limitaciones política etnoeducacional
Y puntualmente, Luz Neida Campo, estudiante del programa de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad Surcolombiana, indica que las actitudes discriminatorias de compañeros de clase y el poco conocimiento de su cultura por los docentes, son los principales obstáculos que debe sortear para alcanzar su meta de ser profesional:

Frente a la situación expresada por la líder indígena universitaria en la USCO, vocera de la Vicerrectoría Académica explica la estrategia que desarrolla la Universidad para fortalecer el diálogo bidireccional con comunidades étnicas:

Como se pudo analizar la falta de una política educacional integral orientada hacia las minorías étnicas que les permita ingresar y culminar una carrera profesional de manera satisfactoria, ha hecho que educarse para este grupo poblacional sea un privilegio y no un derecho como se encuentra consignado en la Carta Magna con el propósito de que disminuyan las brechas sociales que impiden el desarrollo como personas en un Estado social de derecho.

Fotografía: Cabildo Indígena USCO

Comparte

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Email
  • Blogger
  • Print
Share

Comentarios