Inesperada movilización para los estudiantes de la Usco y la Uniamazonia en Pitalito

Share

Por:  Jhojan Chilito y Natalia Andrea Peña Chacón
Estudiantes de Comunicación Social y Periodismo. Pitalito

El 28 de noviembre, en horas de la noche, los estudiantes de la Universidad Surcolombiana y de la UniAmazonia sede Pitalito, se sumaron a la movilización nacional en defensa de la educación superior.

La inesperada movilización se desarrolló en un ambiente denso. Las personas corrían de arriba para abajo mientras intentaban buscar soluciones a sus asuntos matemáticos que serían plasmados en el examen de la noche. Las notas no esperaban y los profesores tampoco. Sin embargo, en medio de los arrebatos, un grupo de estudiantes intentaban demoler la indiferencia de aquellos que creen que defender la educación, es cuestión del gobierno y no de todos los que habitan el planeta.

El representante estudiantil Camilo Forero se movía en busca de un permiso académico, para que los talleres o exámenes no fueran excusa para dejar de participar de la gran movilización que se planeaba a nivel nacional en defensa al derecho de todos, y al servicio de la ley 749 del 2002, ya que esta,  estipula a la educación como un “servicio público”.

De igual forma, las estudiantes Vanessa Carvajal y Mayerli Castillo del programa de Ingeniería Agrícola, junto a Nicole Rojas del programa de derecho, pasaron salón por salón para invitar a la movilización y lograr recoger fondos para los compañeros que al día siguiente se dirigían al encuentro de la ENEES.

De este modo, Vanessa cuenta el proceso que se hizo ese 28 dentro de la sede, para que las personas fueran participes de esta protesta pacífica.

“El saloneo que se realizó, tuvo un proceso informativo, pero se hizo en poco tiempo, ya que, los estudiantes que estaban en clase se mostraron un poco indiferentes ante la situación y manifestaron en su gran mayoría que les era imposible su participación en la marcha debido a que, tenían compromisos académicos que no se podían aplazar”.

A pesar de obtener el permiso académico a eso de las 10: 48 a.m. el comentario sobre “compromisos” se hizo viral y efectivo, acto que logró la poca participación de las actividades planteadas para ese día.

Las redes sociales (Facebook, whatsapp, twitter) estuvieron en frecuente movimiento, frente a la convocatoria de la jornada de carteles que se realizaba a las 02:00 p.m. pero a la hora establecida, solo llegaron aquellos que desde un inicio han hecho frente -dentro de la sede-, a esta situación.  En ese momento, se encontraban dos de las estudiantes que hicieron saloneo, las cuales manifestaron la poca participación de las personas. “estas acciones permiten evidenciar la falta de interés y compromiso, frente a la situación que atraviesa la universidad” dice Mayerli.

La invitación a la movilización se inició con 5 días de anticipación por diferentes canales de comunicación, redes sociales, saloneos y espacios en emisoras según lo manifestado por Laura Camila Achury, estudiante de Contaduría pública.

A las 5:40 de la noche, Jonathan Galindo y Andrea Peña -estudiantes de la sede-, pasaron a los lugares en los que habían más personas en ese instante, para recordarles que en 20 minutos daba inicio la actividad y que además, de ello, había permiso académico para que asistieran.

Jonathan, dice que no solo se hizo vocería en los lugares estratégicos de la universidad, sino que se pegaron carteles con el mensaje “Hay permiso académico, para participar en la movilización de ¡HOY!” y junto a él, estaban las fotocopias con el permiso, para que la gente no pensara que era mentira.

A las 06:00 pm, se llegó al lugar del encuentro, siendo este la glorieta de los Cedros, pero la sorpresa que se llevaron los estudiantes, fue que no habían estudiantes para marchar. La espera se hizo hasta las 7:30 p.m., luego de que dos estudiantes llegaron de la universidad porque habían ido a hacer saloneo nuevamente a la jornada nocturna para contar la situación del permiso, no solo a los y las compañeras, sino a los misos docentes, pero lo único que dejó esto fue volver a confirmar que a la mayoría de estudiantes lo único que les interesaba era “terminar el semestre bien”

Lo conmovedor de esa noche, fue saber -cuando nos acercamos a invitar a los y las compañeras-, lo que el profesor Cesar Morales,  nos dijo “les dije a los estudiantes que fuéramos a la movilización y que luego volvíamos a terminar la clase y dijeron que no, les di varias opciones y el “NO”, no cambió. Ustedes saben que yo apoyo, pero si los estudiantes son los que toman la decisión, yo no puedo oponerme”. Los gestos de la cara de mi compañera y mi persona, solo fueron de “nada que hacer” y después de haber pasado pos varios salones, decidimos ir a Los Cedros para dar inicio a la marcha, dice Diego, estudiante de cuarto semestre de Ingeniería Agrícola.

El recorrido empezó con la compañía de compañeros y compañeras de la Universidad del Cauca, de los colegios y del SENA; las arengas se escucharon, los tambores llevaban el ritmo y la guitarra ponía la melodía.

Se formó la fiesta y en las calles de Pitalito la gente preguntaba “¿por qué marchaban?”, varios estudiantes se acercaron a las personas para explicar la situación y los motivos, y así dar respuesta a dicha pregunta, según cuenta cuenta Cristian Arias, uno de los líderes del programa de Medicina Veterinaria y Zootecnia.

¡Lo inesperado!

Lo que nadie se llegó a imaginar, era que la carrera 4 (calle principal del municipio) y las calle 5 iban a generar molestias por el hecho de haber sido cerradas por las  personas participes, luego de que la Policía Nacional, intentó cortar el recorrido, acción que los y las estudiantes no aceptaron y decidieron extenderse durante las direcciones mencionadas anteriormente. Lo primero que hizo esta entidad fue encender su carro y la sirena del mismo para correr a las personas, pero mediante arengas como “¡resistencia, resistencia!” y el sonido de los instrumentos les contestaron de manera respetuosa y como símbolo de resistencia.

Tras este hecho, durante una hora larga se paró la movilidad en el centro de Pitalito; con bailes, malabares y música, la policía no tuvo otra opción que seguir con la compañía y esperar que las personas se trasladaran del lugar para dar paso a los medios de transporte que estaban parados.

Movilización 28 Nov.

La fiesta por la defensa de la educación resiste.
Cerca de las 8:40 los y las estudiantes decidieron ingresar al parque para continuar con la fiesta y allí en medio de música andina, realizaron bailes y un letrero en el piso, que conformó palabras relevantes e importantes en defensa de la educación pública, gratuita y de calidad.

VISITA LA GALERÍA DE IMÁGENES

Movilización en defensa de la educación pública, gratuita y de calidad.

 

Nota: Este artículo es resultado del proceso formativo del curso de Periodismo Digital orientado por el docente Juan Carlos Albarracín Gallego
Share