Impactos sociales de la canalización del río Las Ceibas

Share

La canalización del río de Las Ceibas se ha convertido en un tema controversial por los impactos que genera a nivel ambiental, social, económico y cultural, en las personas que habitan sus orillas y la comunidad neivana en general.

La obra de canalización de la cuenca urbana del río Las Ceibas ha costado a la fecha 30 mil millones de pesos, según la administración municipal y para la terminación de las obras planifican 30 mil millones de pesos adicionales.

Son múltiples las razones para convertir los ríos en canal, una de ellas justifica la construcción para evitar inundaciones en zonas habitadas; pero es evidente su incompatibilidad con los factores ambientales, según argumenta Roberto Bermejo en su artículo Ríos y Canales.

Diferente es el planteamiento de Martha González del Tánago, especialista en Ingeniería Medioambiental y Gestión del agua, quien en su investigación La rehabilitación ambiental de los ríos canalizados, afirma que con la  realización de  un canal se  recupera el espacio fluvial y el funcionamiento ecológico del río.

¿Qué  sucede en Neiva con el canal del río Las Ceibas? 

Con el objetivo de proteger los habitantes de la ribera del río, la Universidad Nacional de Colombia en convenio con la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena (CAM), diseñaron la construcción del canal del río  Las Ceibas. Las problemáticas que han surgido ante esta situación varían según los intereses de cada grupo poblacional.

La comunidad aledaña a la canalización del río denuncia que el proyecto ha provocado desalojo de personas que habitaban  las riberas, inundaciones en los sectores donde no se han culminado las obras, la aparición de plagas tipo moscos por la acumulación de agua y prohibición de extracción de arena argumentando que se trata de minería ilegal.

Fabio Sánchez, habitante del sector, manifiesta que el municipio lo desalojó comprando su vivienda, pero los recursos económicos no le permitieron adquirir un inmueble en otro barrio de la ciudad:

Por su parte, Laura Rivera, quien se  encuentra viviendo desde hace 10 años en la zona, comenta que el proyecto favorece a la comunidad frente a las avalanchas en temporada invernal, sin embargo resalta circunstancias desfavorables:

Frente  a esta clase  de situaciones, Wilder Herrera, funcionario de la dependencia de espacio público y ciudad adscrita a la Secretaría de Gobierno y Ciudadanía, se pronuncia:

En el marco de la canalización la comunidad desarrolla actividades como la extracción de arena con fines económicos y la limpieza de maleza para evitar la proliferación de moscos en el ambiente.

IMG-20160518-WA0033

“El gobierno nos  dice que sacar arena de los ríos hace parte de la minería ilegal, pero para ellos no es ilegal sacar todos los días material de playa con una máquina”, comenta Oscar Javier Novoa, quien desde hace diez años  subsiste de la extracción de arena:

Ante este panorama Empresas Públicas de Neiva (EPN) sostiene que la canalización no afecta a las personas, siempre y cuando la comunidad tenga en cuenta que no debe ubicarse a orillas del río. Suregión dialogó con la subgerente comercial de la entidad:


Mientras la canalización del río Las Ceibas continúa, las afectaciones ambientales directamente relacionadas con el desarrollo pleno de las comunidades ribereñas incrementan. La administración argumenta el ejercicio del deber con la ciudad.

Comparte

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Email
  • Blogger
  • Print
Share

Comentarios