Impactos ambientales del San Pedro en Neiva

Share

En la capital huilense ya se escuchan bambucos, sanjuaneros y rajaleñas indicando que la fiesta está por empezar. Las candidatas a diversos reinados se preparan. Postes, negocios y vehículos comienzan a ser escenarios de afiches y pendones que promocionan reinas y grupos musicales, mientras almacenes de ropa y calzado compiten por clientes. ¿La sociedad opita se prepara para la cultura del derroche?

La ciudad de Neiva se dispone a recibir a turistas que por estas fechas se ´pegan la rodadita´ a la ´Capital Bambuquera de América´ para vivir la versión 56 del Festival Folclórico Reinado Nacional del Bambuco y Muestra Internacional del Folclor, que ya tiene su programación oficial de acuerdo directivos de la Corporación para la Producción del Turismo y la Cultura del Huila, Corposanpedro.

Pero en estas fechas los que más se preparán son los “escobitas”, como popularmente son conocidos los trabajadores de Ciudad Limpia. Esos aseadores que son invisibles para muchos, estarán durante las fiestas de San Pedro dispuestos a recoger las basuras que generen huilenses y turistas. Son ellos los que más conocen la cultura de derroche e impactos ambientales que infringen las fiestas a la ciudad.

¿Y las medidas ambientales?

Gloria Amparo Gutiérrez de Olaya, Secretaria del Medio Ambiente del Municipio de Neiva, en diálogo con SuRegión, comenta los graves impactos de las fiestas sampedrinas en la capital huilense, evidentes en el aumento de la producción de residuos sólidos, incremento de ruido, contaminación visual y desperdicio de agua. La funcionaria pública sostiene que el problema radica en el “desamor por el entorno por parte de huilenses y turistas”.

Las medidas a ejecutar por parte del ente, según la Secretaria de Medio Ambiente, están orientadas a cincuenta promotores encargados de minimizar los impactos e imponer sanciones a los ciudadanos que incumplan la normas, aunque admite Olaya que la situación es caótica debido a los muchos problemas y pocos promotores; la Novena Brigada y Policía Ambiental se sumarán a la labor, junto a los trabajadores de Ciudad Limpia quienes triplicarán los turnos.

La jefe de la Secretaría municipal profundiza al respecto en el siguiente audio:

Por su parte, José Gonzáles Cubillos, jefe operativo de Ciudad Limpia, empresa de aseo de la ciudad de Neiva, en diálogo con SuRegión, reconoce que en las festividades de mitad de año se triplica el trabajo de sus aseadores, por lo que la empresa tiene previsto contratar de 25 a 30 personas más, teniendo en cuenta que los trabajadores de rutina  ya hacen horas extras. Además, aunque resalta la eficiencia de los ´escobitas´, considera que todo sería más fácil si lo opitas y turistas tuviéramos más respeto por la ciudad.

Fabián Vicente cazallas quien lleva dieciséis meses trabajando con la empresa Ciudad Limpia como barrendero, insiste en que su trabajo en temporada sampedrina es más complicado debido al aumento de personas en la ciudad. Su propuesta para que el impacto ambiental disminuya incluye más lugares para que la ciudadanía deposite la basura y vigilancia por parte de la administración para que los recicladores, que en su mayoría son habitantes de la calle, reciclen bien:

A la discusión sobre los impactos ambientales, se suma Fabián Torres, director ejecutivo de la Corporación para la Producción del Turismo del Huila Corposanpedro, quien cuenta que hasta el momento hay un comité de la Secretaria de Cultura municipal y departamental y el ente encargado de las fiestas, además de una comisión de fiestas de entes municipales, que se encuentran ejecutando planes de acción para tomar las respectivas medidas con el fin de mitigar las afectaciones ambientales de las fiestas en la ciudad. Así lo expresa a continuación:

Contrario a lo que plantea la Secretaria de Medio Ambiente y el jefe operativo de Ciudad Limpia sobre los impactos ambientales, para Lizet Uribe, coordinadora del programa de Cultura Ciudadana que impulsa la Secretaria de Cultura Municipal, no se trata de ´desamor por la ciudad’ por parte de neivanos y visitantes, y falta de cultura ciudadana, sino la existencia de una cultura de derroche. Un fenómeno social que según la funcionaria se debe contrarrestar con una metodología que conciencie a todos y los lleve a la cultura de la dosificación:

Frente al tema de la pérdida de cultura por parte de los huilenses, el equipo de comunicaciones de Corposampedro ha diseñado una campaña llamada Somos Huila, una estrategia que invita a la cultura ciudadana, la recuperación de valores tradicionales y el buen comportamiento de las personas en las festividades, esta idea se dará en alianza con medios de comunicación.

Estamos en conteo regresivo para la versión 56 del Festival Folclórico Reinado Nacional del Bambuco y Muestra Internacional del Folclor del Huila, la capital espera recibir a miles de turistas y huilenses, y por el bien de la ciudad de Neiva ojalá las medidas tomadas por los entes de control minimicen los impactos ambientales de las fiestas, y los ciudadanos seamos más conscientes de nuestro entorno, de lo contrario los “escobitas” de Ciudad Limpia se verán superados por los desechos de una sociedad sumida en la cultura del derroche.

Comparte

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Email
  • Blogger
  • Print
Share

Comentarios