Exitoso plantón por la educación pública superior en el municipio de San Agustín

Share

Por: Mauricio Suaza y Julian Riveraperiodistas de Suregión en Pitalito

Al ritmo de arengas y la tradicional música andina de municipio de San Agustín, estudiantes de diferentes universidades de la región y el país, junto a sus profesores, padres de familia y graduados, se concentraron el pasado 14 de noviembre en la Plaza Cívica de este municipio para realizar un plantón por la educación superior bajo la consigna ¡pública la recibimos, pública la devolveremos!

Mostrar solidaridad con el movimiento nacional por  la defensa de la universidad pública por la crisis de desfinanciamiento que vive, fue el objetivo del plantón ciudadano llevado a cabo por comunidades de San Agustín. En la jornada se dieron cita estudiantes, padres y egresados que demandaron romper la apatía con los conflictos que vive la educación superior universitaria colombiana.

Los ciudadanos del municipio huilense se unieron a las expresiones que han tenido lugar en varios municipios y ciudades del país, para exigirle al Gobierno Nacional negociar el pliego de peticiones que le entregó la  Unión Nacional de Estudiantes de Educación Superior (UNEES).

El plantón fue liderado por un grupo de mujeres  que se puso al frente de la iniciativa.  Andrea Camila Vargas, habitante de San Agustín y estudiante de Ciencia Política en la Universidad Surcolombiana, dijo  a Suregión: “la educación superior universitaria es un factor determinante dentro de la construcción de sociedad, entonces con distintos compañeros tanto de la Universidad del Cauca, como de la Universidad Surcolombiana sede Pitalito y sede Neiva, decidimos organizar el plantón e invitar a nuestros demás compañeros que se encuentran acá”.

Isaura Morad, líder social y una de las organizadoras del evento, explicó que el objetivo también fue movilizar a las familias: “Yo creo que todos los estudiantes, padres de familia y muchas personas, estamos comprometidas con esto, porque sabemos que la educación es por y para todos, que es un derecho fundamental humano, y la idea es movilizar un poco, hay personas que creen que esto no es de mucha relevancia, entonces pienso que este tipo de actividades motivan la participación, y más en un territorio como este”.

A pesar de que San Agustín es un municipio pequeño y sin instituciones de educación superior, existen jóvenes oriundos de ese municipio que estudian en ciudades como Neiva, Bogotá, Cali o Popayán, y que debido al paro nacional (que ya cumple poco más de un mes en algunas de estas ciudades), tuvieron que retornar a sus lugares de residencia en donde están realizando pedagogía con sus familias y con la comunidad.

Bernardo Urbano Bolaños, presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio San Victorino de este municipio, destacó la iniciativa de los jóvenes de acudir a los mecanismos de participación ciudadana, en este caso la movilización social, para hacer valer sus derechos, e hizo una invitación a los padres de familia para que también se movilicen con sus hijos.

“En primer lugar, felicitar a los estudiantes que tomaron la iniciativa de realizar el plantón acá en la plaza cívica de San Agustín; también, es oportuno invitar a los padres de familia para que tomen conciencia y acompañen a sus hijos y hijas en estos procesos de reclamación de derechos”, puntualizó Urbano.

De igual forma lo reconoció Yesid Campos Sotelo,  padre de familia, quien añadió que nos están robando el derecho a construir un mejor país, “yo creo que el estudiante que esté en la universidad pública o así sea en la privada  y no sienta el dolor de patria como es el abandono de la educación pública de nuestro país  no está en nada, creo que debemos luchar unidos como ciudadanos, como hijos de este país, como estudiantes, como padres, para defender esto que hace muchos años nos han robado y es el derecho a educarnos, es el derecho a construir un mejor país.”

El plantón contó con la participación de grupos musicales de la región, como “Legado del Macizo” y “Antinuna Espíritu de los Andes”. Y para soportar la noche fría, quienes asistieron al lugar disfrutaron de un delicioso canelazo, que mezclado con las arengas, gritos, bailes y cantos volvieron el espacio en algo mágico donde propios y visitantes convergieron y disertaron sobre la crisis que enfrenta la educación superior pública en el país.

 

Share