¡ES HORA DE ORGANIZARNOS! jueves 25 de octubre del 2018

Share

ENTREGA 3

Maria Paula Sanchez Muñoz

Maria Camila Laguna Zuleta

“Al no responder a las exigencias locales, nacionales y desviar la atención respecto al cumplimiento de los puntos mínimos establecidos por el movimiento estudiantil de la USCO, descritos en el comunicado 001, por ende, al no establecerse una solución de fondo a la problemática se procede a continuar con la lucha estudiantil.”, extraído de relatoríahecha por la Comisión Político-Académica.

Ese día la mañana inició con un clima cálido, las nubes parecían algodón y el sol, a pesar de que salió temprano, no calentó con fuerza; fue un ambiente bueno para levantarse, arreglarse y dirigirse a la Universidad Surcolombiana, para asistir a la reunión de las Comisiones existentes que organizaban todo lo referente al paro que se llevó a cabo en octubre del 2018.

A pesar de la demora del bus, que siempre tarda en llegar, y sumado los semáforos, que para ese día fueron, quizá, más lentos que antes, llegaron los estudiantes e inició la socialización de los comités y comisiones existentes en torno a la lucha estudiantil. A las 8 de la mañana del jueves 25 de octubre del 2018, era una buena hora para seguir conociendo e informándonos de lo que pasaba en el país, y para continuar construyendo universidad entre todos y para todos.

Algunos de los puntos tratados ese día, según la relatoría que hicieron los de la comisión Política-Académica, fueron:

  • Al no responder a las exigencias locales, nacionales y desviar la atención respecto al cumplimiento de los puntos mínimos establecidos por el movimiento estudiantil de la USCO, descritos en el comunicado 001, por ende, al no establecerse una solución de fondo a la problemática se procede a continuar con la lucha estudiantil.
  • Revisar las condiciones y principios del movimiento estudiantil, debido a las peculiaridades que se perciben en la USCO, donde impera la inexistencia de docentes en las asambleas y la escasa participación estudiantil en los espacios de diálogo y disertación. Ante tal panorama, se genera un corolario que incentiva a los voceros y líderes del movimiento a convocar y extender la participación a distintas organizaciones de corte social y político.
  • Definir los objetivos a corto, mediano y largo plazo del movimiento estudiantil a nivel nacional. Asimismo, se considera necesario imbricar a otros sectores sociales con la finalidad de apretar al gobierno nacional y contrarrestar su actitud indolente. Lo anterior, mediante las prácticas de indignación.
  • Establecer un conjunto de interrogantes respecto al pacto adelantado por el SUE y el Gobierno. ¿Cómo se ve implicada la USCO en el acuerdo?
  • Crear comisiones dinámicas para fortalecer las jornadas pedagógicas y al mismo tiempo desarrollar estrategias que permitan persuadir a los estudiantes, docentes y administrativos.
  • ENTRE TODOS, GENERAMOS CAMBIOS.

En torno a estos y para lograr distribuir las tareas y que todos pudiéramos ser conscientes y partícipes del cambio que podíamos generar en esos momentos, se crearon diversos comités en los cuales cada uno de nosotros podíamos aportar y apoyar el paro nacional de las IES (Instituciones de Educación Superior); entre los comités se encontraban: el de  organización, de medios, producciones, investigación, logística, arte y cultura, política-académica. Desde cada facultad y programa sabíamos que unidos se pueden lograr grandes cambios para una educación que sea rentable, pública, gratuita y de calidad, para las próximas generaciones: para nuestros hermanos, sobrinos, primos e, inclusive, a nuestros hijos, que son quienes más adelante iniciaran con sus estudios en una Universidad, preferiblemente, pública; ¿y cómo negarnos a estar incentivados, querer y lograr ver cambios en nuestra sociedad? si se tenía presente en nuestra mente y corazón, el himno institucional:

“Encenderemos la llama vámonos, la llama ardiente de la revolución, transformaremos al mundo con valor;

juntos haremos la historia vamonos,

Juntos haremos la historia vámonos…

Pueblo oprimido adelante revolución, intelectuales adelante revolución;

Juntos haremos la historia vámonos,

Juntos haremos la historia vámonos”.

  • ¿Y CÓMO NOS VAMOS A EXPRESAR?

Posteriormente se realizó una jornada de carteles, para llevar a la movilización que se haría el siguiente viernes.

Era el segundo día de paro, los ánimos estuvieron al rojo vivo, listos para contribuir en lo que respectaba al paro. En el transcurso de la jornada de almuerzos, todos nos preparamos para lo que sería la jornada para realizar los carteles para la siguiente movilización, segundo a segundo esperamos que dieran las dos, para dar inicio a la expresión. Una vez ya en el hall empezaron a llegar uno a uno o en grupos, personas llenas de buenas actitudes y energías, queriendo plasmar las inconformidades en esos grandes trozos de papel; al cabo de un rato esta zona estaba llena de jóvenes y algunos niños que desde tan temprana edad apoyaron la noción de lucha.

La música estaba un poco alta,  el calor estaba en su punto exacto, ese que no sofocaba, aquel que dejaba que los pensamientos fluyeran de manera más rápida, sin tener que decir cada cinco minutos “¡qué calor está haciendo!”; todos estaban sumergidos en ese ritmo tan constante, un poco tranquilo y de vez en cuando se juntaron nuestras voces en la arenga:

“-¿Quién es usted?

Soy estudiante

-No lo escuché

Soy estudiante

-Una vez más

Soy estudiante, soy, yo quiero estudiar para cambiar la sociedad,

vamo’ a la lucha”.

También pensábamos en maneras ingeniosas en las que se podrían realizar los carteles, mirando imágenes, frases, memes que servirían a la hora de escribir o dibujar en las pancartas, largas piezas de papel, que al siguiente día serían las formas de expresar, junto a las arengas, el inconformismo que los estudiantes teníamos frente al contexto de la Educación Pública en Colombia.

  • ¡ES HORA DE QUE NOS VEAN!

Rueda de prensa para Universidad Surcolombiana por Ntv Canal.

.

Ya que “existe una incertidumbre en la comunidad, puesto que los medios han disipado la fuerza del movimiento estudiantil; sin embargo, esto fortalece al movimiento estudiantil al obligarle a realizar jornadas pedagógicas con la comunidad y demostrar los lineamientos reales del acuerdo adelantado por el SUE y el Gobierno de Duque.”, se realizó una rueda desde la Universidad Surcolombiana, en la que participaron líderes estudiantiles (Napoleón Gómez Lamus, Nestor Leandro Vaicue y Marcela Giraldo Gomez) y un docente que hace parte de ASPU (Hernando Gutiérrez Hoyos).

Share