Elevados costos de infracciones incrementan ‘cementerio’ de motos

Share

El número de motocicletas en Colombia ha incrementado exponencialmente en la última década, tanto en circulación en vías como en patios, donde son almacenadas tras ser retenidas por las autoridades incumpliendo normas de tránsito y responsabilidades de los conductores.

A febrero de 2016 Colombia contaba con cinco millones ochocientas mil (5’800.000) motos en circulación, según Tulio Zuloaga Revollo, presidente de la asociación del sector automotriz y sus partes (ASOPARTES). La economía que representa este medio de transporte frente a los automóviles y el transporte público, ha hecho que su adquisición aumente a diario. La motocicleta se ha convertido en una herramienta de trabajo, principalmente, para las personas que laboran en el sector de servicios.

 

“Los costos de la deuda a tránsito superan el valor de las motocicletas”

La situación en la ciudad de Neiva es similar a la del resto del país. Más de 73 mil motocicletas circulan por las calles de Neiva, mientras 4.000 se encuentran almacenadas en los patios de la ciudad, comenta Wilson Trujillo, profesional especializado Unidad de Educación y Seguridad vial, delegado de la secretaría de movilidad del Municipio de Neiva; Cada semana entran a los patios aproximadamente 300 motos y no son reclamadas por los dueños en su totalidad.

Cuando una motocicleta es inmovilizada, el dueño del vehículo, debe asumir los gastos económicos de la diligencia: servicio de grúa, parqueadero y comparendo impuesto al momento de ser retenido el vehículo, explica Edalber Silva, coordinador de tránsito de Neiva.

El caso de Andrés David Cárdenas, joven universitario al que los guardas de tránsito le inmovilizaron su motocicleta por tenerla estacionada en un lugar prohibido, es uno de los cientos que a diario se presentan. En este caso Cárdenas luego de tres meses prefirió perderla a retirarla de los patios, debido a que la deuda contraída con Tránsito era  superior al valor del vehículo. Debía cerca de 800.000 pesos y la motocicleta le había costado 600.000 pesos.

“Se me llevaron la moto, cuando fui a averiguar ya tenía un parte, entonces hasta que no estuviera a paz y salvo no me dejaban sacar el vehículo”, explica el motociclista, a quien no le fue posible conseguir el dinero antes de tres meses y cuando fue a retirarla el presupuesto era insuficiente:

 

Estado en el que entran y salen las motos de los patios

Sumado a los elevados costos de las multas y servicios ligados a la inmovilización de las motos, se encuentran reclamos de la ciudadanía por daños que sufren los vehículos en el trasladado y almacenamiento en los patios; problemáticas como el robo de la gasolina, la falta de cuidados al subir y bajar las motos de la grúa que terminan infringiendo daños en espejos y direccionales.

Para corroborar las anomalías denunciadas frecuentemente por los motociclistas Suregión se dirigió a los patios de la ciudad, pero no fue posible tomar fotografías a las motocicletas que permanecen en el lugar. El personal encargado solicitó permiso de la Secretaria de Movilidad para el ejercicio de la labor periodística, autorización  que la Secretaría se negó a tramitar argumentando que allí hay vehículos involucrados en asuntos legales que no pueden ser divulgados.

Según Mariana Bolaños, las motocicletas parqueadas en los patios de Neiva salen más deterioradas de lo que ingresaron. “La encontré mohosa, sin gasolina, sin llaves y más golpeada de lo que estaba y nadie responde por los daños”, narró a Suregión la neivana, en momentos en que recogía su motocicleta en los patios.

La respuesta que da ante esta situación la Secretaría de Movilidad  es que  los patios,  a diferencia de un parqueadero no están debidamente condicionados -generalmente todos los patios son inmuebles a cielo abierto- lo que hace que los vehículos se deterioren.

Mariana menciona que a pesar de que a ella le inmovilizaron su moto por accidente y no por infracción, tuvo que pagar una cifra de 244.900 pesos por grúa y parqueadero, luego de 45 días de estar su vehículo en el lugar. Es decir, que al accidentarse y ser trasladado la motocicleta a los patios también se corre el riesgo de perder el vehículo por los elevados costos.

Ante el panorama de la cantidad de motocicletas en los patios la Secretaría de Movilidad está elaborando un proyecto de inventario, que de paso a un remate de vehículos que lleven más de un año y no hayan sido reclamados por sus dueños; esto amparado bajo la ley 1730 del 29 de Julio de 2014 en la que el Congreso de la República decreta que si pasado un año sin que se reclame el vehículo y su dueño no se encuentre a paz y salvo, la autoridad de tránsito deberá hacer trámite:

Tránsito deberá

[Ley 1730 del 29 de Julio de 2014]

Hasta el momento en la ciudad de Neiva no se ha realizado ningún remate, Wilson Trujillo, profesional especializado Unidad de Educación y Seguridad vial, delegado de la secretaría de movilidad del Municipio de Neiva, menciona que la demora para comenzar a ejecutar ese proyecto es terminar el inventario individual, aunque también podría estar en juego la extinción del dominio, ya que la motocicleta pasará a ser del municipio y luego del  remate tendrá un nuevo propietario.

En los patios de la ciudad de Neiva hay motocicletas que llevan incluso más de cinco años en estado de abandono, sus dueños no han podido reclamarlas por los elevados costos. ¿Hasta qué punto aumentará este cementerio de motos? ¿Está usted de acuerdo con las políticas de remate que adoptará tránsito de Neiva?

Fotografía: El Heraldo

Comparte

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Email
  • Blogger
  • Print
Share

Comentarios