El Pato: Zona de Reserva Campesina lacerada por el Estado colombiano

Share

El Pato-Balsillas, Zona de Reserva Campesina (ZRC) ubicada en el departamento del Caquetá, sufre violaciones de Derechos Humanos (DDHH) por parte del Ejército Nacional.

Las Zonas de Reserva Campesina fueron una salida de las organizaciones campesinas del país a la histórica problemática socioeconómica y ambiental emanada de la violencia y colonización. Las ZRC aparecen reglamentadas en la Ley 160 de 1994 con el propósito de “regular y ordenar la ocupación de los baldíos y consolidar las economías campesinas en el país”.

En el siguiente mapa se delimitan las Zonas de Reservas Campesinas.

[Imagen interactiva, desplace el cursor para explorar contenidos]

Con información extraída de la Silla Vacía

Zona de reserva campesina, El Pato-Balsillas

El Pato-Balsillas, fue la primera Zona de Reserva Campesina constituida en la República de Colombia durante el año de 1997. Ubicada en el municipio de San Vicente del Caguán, jurisdicción del departamento del Caquetá, cuenta con una población que se aproxima a los 6.278 habitantes.

Aunque según la Ley el propósito fundamental de las ZRC es consolidar las economías campesinas, el Pato es una región históricamente olvidada por el Estado –no en términos militares-, pues el poblado no cuenta con los servicios públicos básicos que permitan dignificar la vida en el campo; la planta de energía, el acueducto y otros servicios, han sido iniciativas de las juntas de acción comunal, recogidas en la Asociación Municipal de Colonos del Pato (AMCOP), con apoyo de cooperaciones internacionales.

AMCOP es la organización que ha suplido las veces de Estado en el sector, ellos cuentan con una junta directiva que se elige cada cuatro años a través de las juntas comunales y se encarga de coordinar actividades, gestionar recursos básicos y liderar procesos en pro del desarrollo de la región.

El conflicto armado desde El Pato

En la Zona de Reserva Campesina El Pato desde la década de los 50 ha sido testigos de la confrontación armada entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC-EP y las fuerzas estatales.

Los habitantes del sector afirman que las FARC han sido la “ley” durante años y que con ellos no se han presentado inconvenientes: “a nosotros nunca nos ha atropellado la guerrilla sino la fuerza pública”, menciona integrante de AMCOP, quien agrega que desde que iniciaron los diálogos de paz en La Habana y la insurgencia no se encuentran en la zona, el campesinado ha sufrido abuso de autoridad por parte del Ejército Nacional en repetidas ocasiones.

“Antes que no se hablaba de paz y estaba la guerrilla, el ejército permanecía escondido, pero ahora que no es así y las FARC ya no hacen presencia viene la fuerza pública y se desquita con nosotros los civiles”, reitera otro campesino del sector.

Daños materiales en viviendas y cercos; hurto de ganado, palas, escopetas, cultivos y almuerzos; muertes de vacas y caballos, amenazas y capturas -sin orden judicial-, señalamientos de ser milicianos y/o guerrilleros, componen el actual panorama de la Zona de Reserva Campesina; problemáticas que años atrás no se presenciaban en la zona.

Otro integrante de AMCOP, en el siguiente audio comenta las preocupaciones del campesinado y menciona las medidas que han decidido tomar para afrontar la difícil situación en la que se encuentran:

De historias para contar están llenos estos campesinos y campesinas del Pato, en la siguiente imagen interactiva, cuatro habitantes del sector narran sus vivencias a causa del abuso de autoridad y la retaliación que ha tomado el Ejército Colombiano, quienes generalmente no se identifican en la zona.

[Imagen interactiva, desplace el cursor para explorar contenidos]

Fotografía extraída de el Espectador

“A los campesinos les hemos dicho que cada vez que ocurra algo anoten la fecha, el actor y la situación con evidencias para poder hacer las respectivas denuncias”, menciona habitante de la zona, en el marco de la brigada de verificación de vulneración de DDHH, realizada los días 22 y 23 de mayo del presente año.

Las Zonas de Reservas Campesinas se pensaron desde un inicio como territorios de paz, situación que se vivió en el Pato-Balsillas durante varios años pero que hoy ha cesado por abusos de autoridad por parte del fuerzas militares estatales.

Comparte

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Email
  • Blogger
  • Print
Share

Comentarios