El balón también es de ellas: la hora del fútbol femenino en el Huila

El fútbol es una fiebre a la que no le han encontrado un calmante en toda su historia. Ahora, el mundo y Colombia está asistiendo a un auge histórico del fútbol de mujeres. Al Departamento del Huila le llegó la hora y  en este momento hay un boom del fútbol femenino, propulsado por el equipo profesional de mujeres en la ciudad de Neiva, y  por procesos consistentes en varios municipios.

Por: Luis Carlos Prohaños, periodista SuRegión

Desde el 2016, el tema del fútbol femenino, absurda e injustamente infravalorado históricamente, ha adquirido mayor relieve en la agenda de la FIFA.  Según su misión, el organismo rector internacional del fútbol “busca contribuir a la creación de competiciones profesionales sostenibles en los ámbitos nacional y confederativo de diferentes niveles”. Actualmente en el mundo existen 41 ligas de fútbol femenino nacionales, dentro de las cuales se destacan las de Inglaterra, Estados Unidos y España, que tienen procesos que van desde  los niveles básicos formativos hasta los equipos profesionales.

En Colombia, la historia del fútbol femenino es reciente, en comparación con el masculino. La primera aparición internacional de un equipo nacional de mujeres se dio en 1988, en la ciudad de Mar del Plata, Argentina, en el marco del torneo Sudamericano Femenino de Fútbol.  Fue en 2010, con la clasificación al mundial sub 20 en Alemania, cuando se logró la  consolidación de un seleccionado nacional de mujeres.

Con la creación de una Liga Nacional Profesional en 2017,  el fútbol femenino se terminó de posicionar en el panorama deportivo nacional. La nueva liga contó  grandes asistencias de aficionados a los estadios, cuyo punto máximo fue la final entre Santa Fe y Atlético Huila en el estado El Campín, a la que según la Dimayor asistieron más de 33.000 personas.

En el Huila, un boom

Desde el 2017, el departamento del Huila cuenta con un equipo de fútbol profesional que compite en la Liga Profesional Nacional. Este hecho ha sido causa y consecuencia de un boom que, jalonado por la creación y posterior puesta en marcha de la Liga Nacional Profesional, ha significado en el Huila el inicio de una nueva cultura relacionada con el fútbol. Luego, con el resultado conseguido (Subcampeonato) y el despliegue de un estilo de juego de alto nivel, el fútbol femenino ha logrado ganar terreno en el deporte departamental.

Virgilio Puerto, educador físico y actual técnico del Atlético Huila Femenino, explica cómo ha sido la acogida de esta nueva disciplina deportiva en el público huilense y neivano:


Una gira por los municipios para encontrar jugadoras con talento

Para la consolidación de una plantilla amplia y que fuera natural del Huila, se llevó a cabo una convocatoria departamental en el 2016. El Atlético Huila inició una gira municipio a municipio viendo y buscando esos talentos que estaban bajo la penumbra de una exclusión propia de un deporte hasta hace poco controlado por varones. La gira por los 37 municipios dejó saldos muy positivos en el desarrollo del deporte para las jóvenes. Un dato que solidifica este hecho es que actualmente la plantilla del Atlético Huila femenino cuenta con mayor presencia de huilenses que el equipo masculino: 3 chicas que no superan los 20 años.

Según la visión de Carlos Villareal, quien lideró esta convocatoria, en el departamento hay muchas mujeres con el talento y la vocación para el fútbol, que ahora pueden soñar con materializar sus deseos.

La cantera está en los municipios

Este proceso que ya lleva más un año y medio ha dejado saldos muy positivos en el desarrollo de esta rama del fútbol. El fútbol femenino en el Huila ha sido un proceso que ha promovido deportivamente la descentralización. Actualmente este es el panorama de los proyectos de fútbol con mujeres en el Huila, y en qué municipios existen procesos consolidados:

Según la Liga de Fútbol Departamental del Huila, en este momento hay 2 clubes de fútbol femenino adscritos, que realizan un proceso de base: Valkirias FC de Neiva, y Medina F.C. de Pitalito

Desde la visión de Virgilio Puerto, entrenador del Atlético Huila femenino: “Estos clubes se están organizando con mucho esfuerzo. Hay personas que están haciendo ese proceso, que están incluyendo dentro de sus estructuras al fútbol femenino como una alternativa que va ligada a la ocupación del tiempo libre. Van a llegar más clubes, con el paso del tiempo”.

Las jóvenes son las protagonistas

Profesionalizar el fùtbol femenino a nivel nacional y departamental ha traído un efecto positivo en el Huila: la configuración de proyectos de vida de mujeres en torno al fútbol, que tienen la posibilidad de materializar gracias a la existencia de una estructura deportiva nacional.

Las chicas de Valkirias F.C, el proceso de fútbol femenino de Neiva, hablan y cuentan para ellas qué significa el fútbol y cómo este deporte se ha convertido en una forma y un estilo de vida:

Los retos

El reto más importante que tiene por delante el fútbol femenino en el Huila es la incorporación sustancial de mujeres a la dirección técnica, y la promoción de este proceso. Esta es una deuda que debe saldarse a futuro. La aproximación más simbólica a esta deuda fue la inclusión de la asistente técnica Diana Carolina Quintero  al equipo del Atlético Huila dirigido por el profesor Villarreal en 2017.

A la profusión de procesos y proyectos deportivos de fútbol femenino, le hace falta la consolidación de una estructura deportiva departamental en todas las categorías, que asegure una competencia constante.

Para el profesor Villarreal, el reto está en poder garantizarles a las jugadoras una competencia permanente que tenga como finalidad la búsqueda de la familiarización  con la disputa deportiva: “Hay clubes que están constituidos legalmente, que están ávidos de torneos, falta que la Liga de Fútbol se manifieste haciendo los torneos. Les toca a ellos, así como hacen procesos juveniles e infantiles masculinos, también hacerlo con la rama femenina. No hay mejor entrenamiento que la competencia”.

Para Virgilio Puerto, se van a necesitar más canchas y disponer de más horarios, darle una verdadera equidad de género al deporte en ese sentido. Asimismo, aumentar las competiciones. Ese es el punto de partida. Además, hay que aumentar  y preparar bien a los entrenadores.

Al boom social y cultural que está viviendo el fútbol femenino aún le hacen falta varios aspectos que van a determinar su  éxito: que los programas de inclusión provenientes de la institucionalidad sean implementados en el fútbol, así se va a garantizar que el problema de la desigualdad de oportunidades relativas al  género vaya disminuyendo, que  los dirigentes entiendan que el fútbol femenino es una realidad inexorable, y por ende, lleven a cabo la apertura de los torneos y la estructuración de campeonatos en todas las categorías.

 

Comparte

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Email
  • Blogger
  • Print