DOBLE ÁGORA LLENA

Share

ENTREGA 2

Melissa Arciniegas

Sofía Cano

Los pasillos de la universidad Surcolombiana fueron testigos de flores blancas y de estudiantes con sed de revolución en la mañana del miércoles 24 de octubre. Se pudo sentir en el aire la inconformidad de los estudiantes de una forma poética y pacífica. Se pasó del dicho al hecho, de la pasividad a la actividad y de la indignación a la digna acción.

Era maravilloso ver a la mayoría de estudiantes con aquellas flores blancas en sus manos y el pequeño papel en tamaño pero gigante en contenido, el cual decía “Más de 20 universidad públicas en paro, ¿y la Usco mirando?”. Esta iniciativa llamada “Calle de honor por la desfinanciación” fue realizada por los estudiantes de psicología del cohorte 2017-1 y se dividió en dos momentos: primero se hizo la recolección de flores a las 7 a.m y después fue la repartición de estas a las 10 a.m; hora en la que ya se sentían los vientos del paro pues los estudiantes lo exigían.

“Fue una idea que surgió desde mi código y todos pensamos que era buena. Hubo algunos que no quisieron colaborar y nos tocó pagar a cada uno más de 4.000 pesos pero lo importante es que al final pudimos comprar las flores, grapar el mensaje y empezar a repartirlas. Empezamos por la entrada principal, por el Hall y de ahí empezamos a bajar. Fuimos a salonear en la facultad de ingeniería y economía. Algunos estudiantes recibían, otros decían que ya tenían y a otros les daba muy igual y ni recibían la flor” Dice Laura Suárez, estudiante de psicología del código 2017-1. Y agrega: “Cuando volvimos a subir fue demasiado triste encontrar flores tiradas pero pensamos que no debería afectarnos esa minoría que no valoraba la intención, sino la mayoría que sí lo hizo”.


Fotografía por Erika Leyva

FAlrededor del mediodía, los estudiantes empezaron a prepararse para su encuentro. Las ágoras y el hall de la universidad fueron escenario artístico, lleno de colores y formas, con el objetivo de la realización de carteles que después de terminados se ubicaron en partes estratégicas de la universidad para así invitar a los estudiantes a estar presentes en la asamblea.


Imagen tomada de la página ‘UNEES USCO’ en facebook

IA la 1 de la tarde se citó a la asamblea multiestamentaria en las ágoras donde la gente fue llegando. Una hora más tarde, ya no cabía ni una aguja en aquel lugar, lo cual fue algo muy impresionante pues desde hace mucho tiempo no había doble ágora llena. Muchos testigos dicen que desde la MANE no se llenaban las ágoras así como se lleno esta vez.

Jenny Chacón, egresada de la universidad y ex activista estudiantil, afirma que son muy pocas las veces que ha visto tanta participación de los estudiantes a tal punto de llenar las dos ágoras: “Ha sido para ocasiones muy puntuales o coyunturas muy precisas” como lo fue en el año 2004 – 2005 cuando se exigía el cambio del sistema de elección del rector que se maneja y a día de hoy se sigue manejando en la universidad, también debido a un auge en el 2007 respecto a temas presupuestales en las instituciones de educación superior.

La última vez que se vieron las dos ágoras llenas fue en el año 2011 en el marco de los debates en contra a la reforma de la ley 30 en una asamblea que duró casi 10 horas. “El ágora es el espacio de debate y de construcción de los asuntos públicos, el hecho de que las dos ágoras se llenen es significativo en la medida que implica que los estudiantes están interesados por tema público, por el tema de sus derechos y deberes y que hay una apuesta de construcción social en opinar, tener voz y decidir sobre todas aquellos asuntos que los cruzan” manifiesta.


Imagen tomada de la página ‘UNEES USCO’ en facebook

IA lo largo de la asamblea hubo mucha participación lo que provocó el alargamiento de esta y fue dando punto final tipo 5:30 p.m cuando Marcela Giraldo Gómez, estudiante de lengua castellana de octavo semestre, pronunció aquella pregunta que todos queríamos escuchar: “Por la educación pública, gratuita y de calidad, ¿la universidad Surcolombiana debe entrar en paro total indefinido?” Acto seguido la mayoría de los asamblearios alzaron sus manos como respuesta afirmativa. Se escuchaban gritos y aplausos. Unos decían: “¡Viva el paro Nacional, a parar para avanzar!” otros gritaban: “¡USCO, USCO, USCO!”. Finalmente la universidad se declaró en estado de paro total indefinido por decisión casi unánime pues hubo pocas personas las que estuvieron en desacuerdo con el paro, proponiendo durante la asamblea un paro escalonado.

Las principales exigencias del pliego de peticiones de la UNEES eran que se giraran 4.5 billones a la base presupuestal de las universidades y se garantizara la calidad dentro de estas, de igual modo se le manifestó al gobierno nacional que cuenta con un plazo de 10 años para saldar la deuda histórica que hoy asciende a más de 16 billones de pesos y que tiene en crisis las universidades públicas del país. Y así fue como alrededor de las 6:00 p.m se declaró la hora 0 e inició el paro general indefinido.


Imagen tomada de la página ‘UNEES USCO’ en facebook

ILa pedagogía que se realizó después de que el paro se estableciera, fue la recolección de dinero para comprar velas y así se realizó una calle de honor. En ese momento, en la facultad de economía se seguían realizando actividades académicas y los compañeros que asistieron a la asamblea, activaron la alarma contra incendios mientras seguían cantando en una sóla voz “¡VIVA LA U, VIVA, VIVA LA U, VIVA!” para llamar la atención y que todos los que se encontraban en las aulas salieran de inmediato para que se respetara el paro como debe ser.

El día finalizó con una velatón frente a la sede central en homenaje a los estudiantes y a la educación pública, gratuita y de calidad donde los estudiantes con sus celulares o velas  salieron todos juntos a contarle a la ciudad que la USCO estaba en paro y el porqué de sus exigencias.

La idea del paro fue que la Universidad permaneciera activa, que el paro no fueran vacaciones y que la presión se ejerciera también a través de las movilizaciones, jornadas culturales y pedagogización a la ciudadanía para seguir transformando región y país, desde la educación.

Continuará…

Share