“Cuando sentí un vació profundo en mi vida, la poesía fue la salida”

Share

Por: Jhoan Sebastián Salazar Ceron

La poesía en Colombia se ha dividido en cuatro periodos: poesía indígena, de la conquista y la colonia, poesía del siglo XIX y del XX. En el último periodo se ubica el poeta laboyano “Miguel de León”, reconocido recientemente con el Premio Nacional de Poesía Ciro Medina 2011.

En palabras del poeta colombiano Daniel Reni-Anzola, la poesía “es hablar con el corazón en la mano, expresar los sentimientos al máximo, hacer que la corriente de sentimientos se apodere de tu corazón, haciendo que poco a poco tu pluma se mueva más rápido y haga que las palabras no sean palabras, sean sentimientos y hagan sentir a quien las lee el sentimiento que transmites al papel; el papel que absorbe todo, que gentilmente se presta como medio para bien o para mal, ése, el que puedes borrar y borrar pero siempre dejarás una mancha”.

“Miguel de León”

Precisamente transmitir sentimientos desde el mundo del verso es una de las pasiones del laboyano Miguel Darío Polanía, más conocido en el mundo de la poesía como “Miguel de León”. La necesidad de llenar de significado su vida lo unió hace más de 20 años a la poesía: “cuando sentí un vació profundo en mi vida, la poesía fue la salida” explica el poeta. La pintura es su segunda faceta, oficio que mezcla en sus libros.

Para María Fernanda Rodríguez, estudiante de Lenguas Extranjeras de la Universidad Surcolombiana “leer los libros de Miguel de León me hace sentir como si estuviera nadando en el mar, no solamente por la sencillez a la hora de escribir, sino por las pinturas que acompañan sus textos, son increíbles”. Igualmente Matilde Muñoz, docente del área de la Licenciatura en Lengua Castellana comenta que los libros del poeta laboyano radicado en Neiva, no solo son pertinentes por gusto personal sino también para trabajar con niños”.

El particular seudónimo –“Miguel de León”- apropiado por el poeta proviene de la historia de Colombia, el particular periodo histórico conocido como la ´Revolución de los Artesanos´.

La capacidad narrativa y simbólica en sus escritos lo hace reconocido en el ámbito local (Neiva), donde ha sido finalista en concursos literarios e invitado a encuentros de escritores; en el año 2002 ganó la ´Medalla al Mérito Cultural Diego de Ospina y Medinilla´ de la Alcaldía de Neiva. Pero el mayor reconocimiento lo obtuvo en el año 2011 con el ´Premio Nacional de Poesía Ciro Medina´, por su libro “Calles hemos visto, nunca la ciudad”.

Poesía Neiva León

“Calles hemos visto, nunca la ciudad” Premio Nacional de Poesía Ciro Medina 2011

Sus letras

En más de dos décadas con la poesía, ´Miguel de León´ es autor de: Cinco Meses, Poemas en Reposo (Moscú, 1988), Gota de Rocío (Neiva, 1994), Expresiones Visuales del Huila (Neiva, 1996), Buscar Río Arriba, Identidad en las artes visuales huilenses (Neiva, 2000), Pintar la Tierra de Promisión (Neiva, 2005), En el Sótano del Cielo (Neiva, 2003), A Palabras necias, Oídos sordos! (Neiva, 2009). Además de coautor de la Historia General del Huila, Memoria Secreta de la Infancia (2004), Antología literaria Matamundo (2005). La Tarde esta como para contar Cuentos (2007) y Los Nombres del Viento, Muestra contemporánea de poesía huilense (2011).

A continuación el autor declama “Instrucciones para olvidar” y “La Escoba”, incluidos en su último libro “Calles hemos visto, nunca la cuidad”:

Comparte

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Email
  • Blogger
  • Print
Share

Comentarios