Cuando se “traspasa el límite” por amor a un equipo de fútbol

Share

En Colombia existen diferentes tipos de problemas sociales que han afectado y que aún afectan al pueblo colombiano. Uno de los problemas que se ha visto a lo largo de los últimos años son las llamadas ‘barras bravas’.

Por: Gina Paola Salas Chaux

En un comienzo las personas se organizaban para ir al estadio a apoyar a su equipo pero esto cambió y las hinchadas se fueron convirtiendo en protagonistas. Pasaron de ser barras donde se alentaba al equipo tranquilamente a un grupo más radical y violento, lo que se conocen como ‘barras bravas’.

Las barras bravas comenzaron a formarse en Colombia en la década de los 90’ por la rivalidad que existía – y aún existe – entre los hinchas de los equipos de las ciudades principales: Bogotá, Medellín y Cali.

Estos grupos han tenido una transformación donde la violencia se ha vuelto protagonista en los estadios de fútbol especialmente cuando dos equipos grandes en Colombia se enfrentan como Atlético Nacional, Millonarios, América, Independiente Medellín, Independiente Santa Fe y Deportivo Cali.

No sólo se generan actos de violencia entre equipos rivales, sino entre la hinchada de un mismo equipo, ya que algunos cuentan con más de una barra en un mismo equipo pero desafortunadamente tienen diferencias. Éstas barras, han progresado tanto que cuentan con patrocinios para viajar y apoyar en cada partido al equipo y conseguir entradas para todos los de la barra, así que este poder ha hecho que varias barras bravas de un mismo equipo se peleen por este poder.

Óscar, hincha de Millonarios que perteneció a la barra ‘Blue Rain’, habló acerca del por qué algunos hinchas exceden los límites de lo deportivo y llegan a cometer actos delictivos, “Yo me formé desde los 11 años en el equipo azul y para muchos el equipo de fútbol es como la vida, para muchos niños o jóvenes que están en la calle el equipo es como su formador, el ser humano siempre busca un motivo para vivir, unos lo buscan en la iglesia, otros en el dinero…A veces se trabaja para conseguir la boleta o ya se llega a robar para conseguirla, y es ahí cuando se traspasa el límite porque el equipo es tu vida y uno hace lo que sea por tu vida”.

Qué hacer para que estos terribles hechos no vuelvan a ocurrir sino que el fútbol se viva en paz como debe ser, por eso, hoy en día el fútbol profesional colombiano (FPC) está trabajando en campañas y demás, para que este deporte se viva en paz y en familia.

Andrés, hincha de Atlético Nacional, nos cuenta acerca de, qué se debe hacer para que no haya más violencia entre barras “El problema es la falta de tolerancia entre las hinchadas porque todos tenemos el mismo amor por el fútbol, aunque somos de equipos diferentes. Yo creo que debería hacerse un pacto entre todos para que el fútbol sea el espectáculo y no las peleas porque esto finalmente termina perjudicando a los equipos; sino, que la rivalidad que hay es muy grande y a veces el odio hacia el rival es más grande que el amor a tu equipo de fútbol”.

Para los hinchas que pertenecen a las barras bravas, el equipo de fútbol no es sólo violencia, es amor, pasión, es la misma vida y aunque dicen que la violencia es algo que se ha generado por el odio hacia otros equipos también reconocen que esto no puede seguir así, que todos tienen familias que los esperan en casa y que el fútbol debe ser una fiesta en paz.

Comparte

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Email
  • Blogger
  • Print
Share