Cine no convencional en Neiva

Share

El cine colombiano y el cine comercial siempre han tenido una brecha significativa, por lo regular este par no se juntan y los amantes de cada uno de ellos tienen que buscarlos en escenarios diferentes.

Los estudios culturales y los cinematográficos se fusionan en la caracterización del cine colombiano, demuestra la investigación ‘ La constitución del cine colombiano como objeto de estudio; además añade que las implicaciones de lo que se denomina como colombiano en el cine nacional trascienden a los problemas más amplios de construcción de sentido por parte de las audiencias.

Esta semana en las salas  de cine del país se proyectó la película ‘Dos mujeres y una vaca’ dirigida por el profesor de cine y de guion de la Universidad Nacional, Efraín Bahamón Peña. Cinta colombiana que ha llamado la atención por abordar el tema del conflicto desde la versión de las víctimas; este film abre paso a una “violencia más cruenta con los nuevos y bien organizados grupos armados que gobiernan y asolan diversas regiones colombianas”, ha escrito Semana.

La ciudad de Neiva también fue testigo del campo colombiano que construyó  Efraín Bahamón, como un espacio de suma belleza en el que conviven la magia y la guerra, tal como lo definió la revista Arcadia.  Además el paisaje que se divisa en esta muestra audiovisual es del departamento del Huila.

Desde la capital opita el Director de ‘Dos mujeres y una vaca’ explica lo que procuró mostrar en su largometraje invirtiendo un poco la manera en que se ha acostumbrado a narrar el conflicto en Colombia:

Es nuevo para lo neivanos tener este tipo de películas en la cartelera de los cinemas, lo que evidentemente representa una transformación social y cultural en la manera de ver cine en la ciudad. Luis Eduardo Manrique, director y creador de la muestra audiovisual CINEXCUSA de Neiva, explica en entrevista a Suregión que “los nuevos relatos, de nuevos creadores que actúan al margen de lo convencional, refrescan no sólo las pantallas de cine sino que brindan al espectador-ciudadano miradas complementarias y en ocasiones desmitificaforas. Esto último necesariamente tiene un impacto social que debería derivar en cambios culturales”

Ante este panorama se espera que haya un público que acoja este tipo de material audiovisual que está narrado de una manera poco tradicional y nada comercial. A continuación el docente audiovisual de la Universidad Surcolombiana, Fernando Charry,  opina acerca de los sentidos en que hay que trabajar para aportar reflexiones al tema del posconflicto desde lo cinematográfico:

La inclusión del cine no convencional en la ciudad de Neiva no tiene estudios que muestren el impacto social y cultural que esto puede traer a la ciudadanía, pero evidentemente representa reflexiones en torno a la situación que vive el país.

Comparte

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Email
  • Blogger
  • Print
Share

Comentarios