Asamblea General de la Usco exigió la renuncia del Rector Pedro Reyes Gaspar

Share

 Por: Redacción Suregión

 Hastiados de las presuntas prácticas corruptas de un grupo de altos exfuncionarios de la Usco, la Asamblea general realizada el pasado 7 de Septiembre exigió la renuncia del Rector Pedro Reyes Gaspar y del representante de los estudiantes al Consejo Superior, Juan Yamid Zanabria. Un nuevo movimiento de protesta universitaria dio sus primeros pasos esta semana en la Universidad Surcolombiana, para reclamar la erradicación de las prácticas de corrupción y clientelismo al interior de la institución, abogar por la reforma del estatuto electoral y otras normas a través de una Constituyente Universitaria y reclamar del Estado financiación adecuada de las Universidades públicas. A los candidatos que integran la terna para la elección de Rector, la Asamblea los invitó a renunciar a su aspiración voluntariamente y a propiciar la reforma del Estatuto Electoral por la vía de una constituyente universitaria.

 

 El martes 4 y el viernes 7 de septiembre del año en curso se realizaron dos nutridas y animadas asambleas generales en la Universidad Surcolombiana.  Unos días antes, el Programa de Ciencia Política se había declarado en Asamblea Permanente con cese total de actividades académicas, y en la Facultad de Medicina también se había iniciado un proceso de Asamblea Permanente aunque sin suspensión de clases. En el intermedio entre las dos asambleas generales, los días miércoles 5  y jueves 6 de septiembre  tuvieron lugar varias asambleas por Facultades o reuniones ampliadas, las cuales concertaron pliegos de exigencias por Facultad y en algunos casos se declararon en Asamblea Permanente.

Las Facultades de Educación y de Ciencias Sociales y Humanas, en asambleas con amplia participación de estudiantes y una parte del profesorado, acordaron declararse en Asamblea Permanente con cese escalonado de actividades académicas, lo que en la práctica se traduce en una combinación de foros, debates, jornadas de propaganda, con el desarrollo parcial de algunos cursos. En las facultades de Economía y Administración, Ingeniería y Ciencias Jurídicas y Políticas, se realizaron reuniones amplias para discutir la problemática y llegar a algunos consensos.  Los miembros de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales no pudieron concretar un encuentro durante la semana que pasó.

Este movimiento asambleario que dio sus pasos iniciales en la primera semana de septiembre en la Universidad Surcolombiana, protagonizado principalmente por el estudiantado y con la participación hasta ahora de una parte del profesorado más activo, surge en una coyuntura particular, en la que gravitan con fuerza tres elementos centrales. En primer lugar, el escándalo de corrupción y el proceso judicial iniciado por la Fiscalía en torno a la elección de Personera Municipal y Contralor Municipal en 2016, en el cual han resultado seriamente implicados altos exfuncionarios de la Usco y la propia institución. En segundo lugar, las serias dudas en torno a la transparencia en la selección de la terna de aspirantes a la Rectoría de la Usco y la consulta estamentaria prevista para el próximo 27 de  Septiembre.

Y, por último, la Asamblea Permanente en la Usco se inscribe en el contexto de un movimiento nacional del profesorado universitario en contra de la avalancha de impuestos que trajo consigo la reciente reforma tributaria, por financiación estatal adecuada de la educación superior y por la dignificación laboral del estamento docente, el cual comenzó con paros de los docentes en la Universidad de Antioquia y la Universidad Industrial de Santander. El movimiento profesoral podría propagarse por el resto de las Universidades Públicas del país en los próximos días. Para el 11 de Septiembre se está organizando el Día Nacional de la Educación Pública como derecho y bien común. Asimismo, la semana entrante tendrá lugar en Medellín un encuentro nacional de profesores universitarios, para articular las iniciativas de protesta del estamento docente. Enla segunda semana de Septiembre tendrá lugar un Encuentro Nacional de Estudiantes de Educación Superior (ENEES)  en Florencia, Caquetá, que buscará articular la expresión del movimiento estudiantil a escala nacional.

Se trata, pues, a juicio de los promotores del movimiento,  de una coyuntura propicia para que se busque la reanimación de un movimiento estudiantil y universitario que ha estado en situación de repliegue después del alto pico de movilizaciones  logrado durante los años 2011 y 2012, cuando el estudiantado liderado por la Mane logró echar atrás el proyecto de reforma de la educación superior del gobierno Santos mediante masivas movilizaciones en Bogotá y otras ciudades.

 

Altos exfuncionarios de la Usco implicados en el escándalo de corrupción en Neiva

El escándalo de corrupción ha implicado la captura de 9 concejales de Neiva, el diputado Oscar Urueña, la Personera Municipal Heydy Lorena Sánchez, el Contralor Municipal José Hildebrand Perdomo, exjefe de la Oficina Jurídica de la Usco, y del médico Luis Antonio Medina, un exfuncionario que dirigió el Grupo de Proyectos Institucionales Especiales de la Usco. La Universidad Surcolombiana resultó seriamente salpicada por este escándalo, debido a las presuntas irregularidades con las que un grupo de altos funcionarios de la casa de estudios adelantó un Convenio con el Concejo de Neiva para la selección del Personero Municipal, el cual fue suscrito el 12 de Noviembre de 2015 por el Concejal Luis Eduardo Penagos, a la sazón Presidente del Concejo de Neiva,  y el Rector de la Universidad Surcolombiana.

El movimiento universitario que da sus primeros pasos en la Universidad Surcolombiana, surge como expresión del  hastío que sienten estudiantes, docentes y empleados con los niveles de corrupción y la descarada utilización del nombre y el prestigio de la Universidad para, según las imputaciones de la Fiscalía, cometer actos ilícitos de clientelismo y politiquería por parte de un grupo de altos ex funcionarios vinculados a la administración del Rector saliente Pedro Reyes Gaspar. Más allá del escándalo por la irregular elección de la Personera de Neiva, voceros del movimiento le dijeron a Suregión que uno de sus propósitos es  desnudar los niveles de penetración de las prácticas clientelares y de corrupción al seno de la casa de estudios, que se habrían profundizado durante la gestión de Reyes Gaspar, y evitar que esas malas prácticas determinen la elección del próximo rector de la Usco y su administración.

En la primera Asamblea General realizada en las Agoras de la sede central el martes 4 de septiembre, se hicieron presentes el Rector Pedro Reyes Gaspar, la Vicerrectora de Investigación y Proyección Social Angela Magnolia Ríos, y un grupo de funcionarios y contratistas que apoyan su administración. El profesor Hernando Gutiérrez, directivo de Aspu y  ex representante profesoral ante el Consejo Superior Universitario,  hizo una radiografía de las prácticas corruptas lideradas por Luis Antonio Medina como director del GPI, y criticó a Reyes Gaspar por no haber controlado a tiempo los desmanes de un funcionario que le rendía cuentas directamente al Rector.

La intervención del Rector Pedro Reyes en la Asamblea

El rector saliente tomó la palabra y respondió a los planteamientos del profesor Gutiérrez. En síntesis, el rector Pedro Reyes señaló que podía dar la cara en la Asamblea porque no había robado ni cometido ningún ilícito, y señaló que sus críticos magnifican los problemas y desconocen los importantes logros de su gestión como Rector, entre ellos la Acreditación Institucional y la renovación de la Estampilla Pro Usco. Sobre el cuestionado Convenio realizado con el Concejo de Neiva para la elección de Personero Municipal, aseguró que se había adelantado de acuerdo con la Ley, y que si posteriormente se habían presentado algunas presuntas irregularidades que comprometen a exfuncionarios de su administración, como lo sostiene la Fiscalía, deben ser los jueces los que investigan y decidan qué responsabilidad le cabe a los implicados. Señaló que no podía responder por las presuntas conductas ilícitas en que hayan incurrido algunos de los exfuncionarios de la Usco como Luis Antonio Medina, exdirector del GPI y José Hildebran Perdomo, ex Jefe de la Oficina Jurídica de la Usco. Insistió en que las Facultades de Ciencias Jurídicas y Políticas, Ciencias Sociales y Humanas y Economía y Administración fueron informadas oportunamente del convenio y participaron en su desarrollo, aunque señaló que por ser un convenio solidario (en el que la universidad no recibió dinero alguno en contraprestación por sus servicios), la Rectoría estaba facultada para suscribir directamente el convenio sin involucrar a los Decanos de las Facultades en el trámite administrativo. En otro apartado de su discurso, señaló que algunas personas y sectores que  critican su administración también estarían incursos en actos de corrupción.

Este discurso fue escuchado con atención y sin interrupciones por parte de los asambleístas, varios de los cuales posteriormente le reconocieron su gesto de comparecer ante la Asamblea y permanecer en ella durante buena parte de su desarrollo, y fue aplaudido por el grupo de funcionarios y contratistas que lo acompañaba. La oficina Upi lo transmitió vía streaming por Facebook, así como lo hizo con algunas otras intervenciones en apoyo a su gestión, pero no transmitió el conjunto de la Asamblea ni las intervenciones que interpelaron críticamente a Reyes y a su administración.

Panorama parcial de la Asamblea general de la Usco el pasado 7 de septiembre. Fotografías de Farith Alfredo Barreiro, periodista Suregión.

En el desarrollo ulterior de la Asamblea, varios líderes estudiantiles y profesores señalaron que el Rector no podía lavarse las manos y negar su responsabilidad política en el escándalo de corrupción que implicó la detención por parte de la Fiscalía de dos exfuncionarios de confianza de su administración y de un Diputado, Oscar Urueña, que ha tenido una incidencia significativa en la misma. En gesto simbólico, un espigado estudiante de Ciencia Política, le hizo entrega a Pedro Reyes de un desinfectante de manos, lo cual fue celebrado con risas por gran parte de los asambleístas.

Horas después de la Asamblea, circuló en redes sociales un comunicado de los profesores Fabio Salazar Piñeros y Juan Carlos Acebedo, Decano actual y exdecano de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas, en el que negaron haber sido informados oportunamente de los términos del Convenio con el Concejo Municipal y que la Facultad hubiera participado en alguna de las fases del mismo.

En la mañana del 7 de septiembre, el diario La Nación publicó una nota en la que Alejandro Agudelo Parra, delegado de la Procuraduría, cuestionó a la Fiscalía por no haber vinculado al proceso al Rector Pedro Reyes Gaspar, señalando que debía ser investigado pues suscribió a nombre de la institución el cuestionado Convenio con el Concejo de Neiva. Según La Nación, el Procurador indicó que había una clara incongruencia entre las aseveraciones del Rector en el sentido de que varias Facultades habían sido informadas y habían participado en forma activa del convenio y los desmentidos públicos que han hecho varios Decanos sobre el particular.

La Asamblea Universitaria del viernes 7 de Septiembre, entro otras decisiones, sometió a votación la exigencia de renuncia del Rector Pedro Reyes, por considerar que su continuidad en la Rectoría como encargado no era garantía para el desarrollo del proceso de elección del nuevo Rector, y que debía separarse del cargo asumiendo su responsabilidad política por no haber evitado ni controlado los desmanes de corrupción en que están implicados en forma directa altos funcionarios de su administración. En consideración de varios asambleístas, el Consejo Superior debería nombrar un Rector Encargado que fuera garantía de idoneidad y estuviera libre de toda posible implicación en casos de corrupción política y administrativa.

Asimismo, la Asamblea aprobó exigir la renuncia de Juan Yamid Sanabria, representante estudiantil al Consejo Superior Universitario, por su estrecha cercanía política y el apoyo que recibió para ser elegido a ese cargo del diputado Oscar Urueña, quien se encuentra detenido como parte del escándalo por la elección de la Personera Municipal de Neiva. La Fiscalía sindica a Urueña de haber entregado personalmente una parte del dinero con el cual se habria sobornado a varios concejales de Neiva, para que votaran por su candidata al cargo de Personera.

 

(Nota del Editor de Suregión: el profesor Juan Carlos Acebedo, adscrito a la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas de la Usco, en la actualidad es Editor General del periódico Suregión, órgano digital del Programa de Comunicación Social y Periodismo de la Usco).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Share